viernes, 30 septiembre 2022 12:00

Pere Aragonès considera «una pérdida de tiempo» haberse reunido con Teresa Ribera

El Gobierno y las Comunidades Autónomas se han reunido telemáticamente para hablar sobre las medidas de ahorro energético que se pactaron desde el Ejecutivo nacional. Sin embargo, más que una reunión de consenso parece haber sido un encuentro para poner en común las quejas y no mover un dedo por contentar las demandas autonómicas. De hecho, la propia Generalitat de Cataluña ha tildado la reunión con la ministra del Gobierno de España de «pérdida de tiempo». El líder catalán Pere Aragonès considera que esta reunión no ha resuelto ninguna duda, ni ha servido para mucho. Asimismo, los Ejecutivos regionales en los que lidera el Partido Popular se han puesto en contra del plan de ahorro energético que propone el Gobierno a pesar de que las directrices vengan de Bruselas. De este modo, el encuentro de la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, con los líderes autonómicos no ha sido del agrado de todos.

La Generalitat de Cataluña ha tildado la reunión entre el Gobierno central y las Comunidades Autónomas sobre el decreto de ahorro energético de «pérdida de tiempo». El Gobierno catalán ha asistido al encuentro telemático (no podía ser de otra forma a 8 de agosto) por medio del secretario de Empresa y Competitividad de la Generalitat, Albert Castellanos, que considera que en el encuentro «no se ha resuelto ninguna de las dudas generadas». Castellanos ha lamentado que tampoco se «ha tenido en cuenta ninguna de las críticas y opiniones que han surgido» durante el encuentro. «Por la importancia y urgencia de llevar a cabo medidas de ahorro energético, es imprescindible que se lleven a cabo con el máximo consenso y esclareciendo todas las dudas e incertidumbres que genera un decreto hecho con prisa y de forma precipitada», han añadido desde la Generalitat de Cataluña.

Y es que el Gobierno de España no ha movido ni una coma de su plan energético con el que pretende ahorrar un 7% de la energía que actualmente está consumiendo el país. Gracias a medidas como apagar los escaparates o limitar la temperatura de los aires acondicionados o calefacciones, entre otras cuestiones a adoptar, el Ejecutivo de Pedro Sánchez pretende mitigar los efectos del desabastecimiento energético en el que se podría ver inmerso el país.

el Gobierno de España no ha movido ni una coma de su plan energético con el que pretende ahorrar un 7% de la energía que actualmente está consumiendo el país

Es importante reseñar que la guerra de Ucrania ha comprometido la dotación de gas ruso al resto de los países de la Unión Europea. Esto ha llevado a que los veintisiete pongan el foco en otros países para garantizar su propio suministro de gas. Asimismo, el uso exacerbado de los recursos ha llevado a la organización supranacional a obligar a los países que conforman la Unión a que tomen medias. Es por ello que el Gobierno de España, in extremis antes del parón estival, ha decidido poner en marcha este plan de ahorro energético que tras ser informar a las Comunidades Autónomas habrá que acatar.

PERE ARAGONÈS Y LOS GOBIERNOS AUTONÓMICOS DEL PP EN CONTRA

Las Comunidades Autónomas en las que gobierna el Partido Popular se han posicionado en contra del plan de ahorro energético que propone el Ejecutivo central. Sin embargo, estas directrices vienen de Bruselas y se tratan de órdenes ministeriales a las que están supeditadas las autonomías. De este modo, en estas regiones se darán cumplimiento a las medidas aunque Ejecutivos como el de la Comunidad de Madrid presidido por Isabel Díaz Ayuso ya han anunciado que recurrirán este plan de ahorro energético ante el Tribunal Constitucional.

lobo
Teresa Ribera (PSOE)

Y es que el Gobierno de España ha decidido no acatar ninguna de las sugerencias autonómicas. La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, ha descartado al término de la reunión que se vaya a modificar o aplazar la entrada en vigor del decreto de ahorro energético, pese a la petición de su retirada por parte de Andalucía, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Galicia y Murcia. Tampoco ha modificado un renglón del plan. Para Teresa Ribera, la racionalización del uso de la energía es algo que no debe acordar con las Comunidades Autónomas. Tan solo debe reunirse con ellas para explicarles cómo es plan y que no se va a mover ni una coma.

No obstante las críticas de los Gobiernos autonómicos del Partido Popular y de la propia Generalitat de Cataluña, Teresa Ribera se ha mostrado satisfecha con los resultados del encuentro telemático en pleno verano. La vicepresidenta cuarta del Gobierno de Pedro Sánchez ha destacado que la reunión de la Conferencia Sectorial de Energía ha tenido un tono cordial y que las comunidades autónomas españolas han mostrado su predisposición para colaborar en materia de ahorro energético y presentar propuestas concretas sobre nuevas medidas. A este respecto, Teresa Ribera se ha mostrado «contenta» y ha asegurado que el Gobierno de España recibirá propuestas hasta el 31 de agosto de cara a presentar el plan final de ahorro en Bruselas en septiembre.