jueves, 29 septiembre 2022 08:46

Venezuela envía a España pasaportes con errores de impresión en los datos

El calvario de los venezolanos con el organismo que gestiona los pasaportes en Venezuela, el Sistema de Administración, Identificación, Migración y Extranjería (SAIME) no tiene fin. No solo los obligan a esperar durante un año o más por su documento, sino que además, cuando llegan los que han impreso, llegan con errores de impresión en los datos personales de sus dueños.

Esto es lo que ha pasado con la valija diplomática que llegó a España la semana pasada, con 4000 pasaportes y 2000 prórrogas que comenzaron a ser entregados a sus dueños este lunes, pero la sorpresa de muchos de los usuarios es que al verificar sus datos personales, algunos de los pasaportes tenían fallas de impresión en el lugar donde se indica la ciudad de nacimiento y en el caso de otros, tienen datos erróneos en las fechas de nacimiento.

Ante esta situación, el consulado de Venezuela en Madrid les ha entregado a las personas afectadas un documento, a manera de constancia, que se supone les sirve a los afectados para que no tengan problemas a la hora de hacer trámites con sus documentos, ante los organismos españoles.

Otros de los afectados manifestaron que sus pasaportes estaban mal impresos, con defectos de tinta en las áreas de impresión, por lo que temen que las autoridades españolas, al momento de alguna revisión, piensen que se trata de un documento falso, tal como ha sucedido en el pasado con las licencias de conducir, que debido a la mala calidad de impresión que tenían, ocasionaron múltiples problemas a los ciudadanos venezolanos, hasta el punto que las autoridades españolas decidieron no continuar gestionando el canje.

Carlos es uno de los afectados. Advirtió que se percató de que su pasaporte, que estaba en trámite desde agosto del año pasado, llegó con su lugar de nacimiento cambiado. «Antes de salir me di cuenta de que decía que mi lugar de nacimiento era el Distrito Capital, pero yo soy de La Guaira y me dieron un papel que dice que se trata de la misma persona, pero que el lugar de nacimiento no es el que dice el pasaporte sino otro. En ese momento éramos como 10 con el mismo problema», contó esta persona afectada.

Además, las personas que han recibido los documentos con errores de impresión han manifestado su preocupación, pues no están seguros si este documento les resulte válido no solo para hacer trámites, sino para viajar a otros países.

Todo esto se suma a la cantidad de tiempo que normalmente deben esperar entre el momento que inician la solicitud del pasaporte y el momento en que les llega, que, en general, puede tardar entre ocho meses y un años, por lo que no es justo para los venezolanos que además de tener que esperar durante tanto tiempo sus documentos, cuando lleguen, tengan errores de impresión, atribuibles al organismo venezolano encargado de la gestión de estos documentos.

La última valija diplomática que llegó a España, con pasaportes, fue hace cuatro meses, pero con documentos que habían sido tramitados por las personas durante el último trimestre del 2021. A esta situación además se le suma todas las fallas del sistema para iniciar el trámite de las solicitudes de pasaporte, pues el mes pasado la página de acceso del Saime estuvo sin servicio por más de 20 días y la única respuesta oficial fue que el organismo había sido víctima de un supuesto bloqueo tecnológico, aunque de manera extraoficial se dijo en medios venezolanos que se trataba de un cambio de administración del sistema de identificación venezolano, que inicialmente estaba en manos de los cubanos y que ahora pasó a manos de una compañía argentina.

Los venezolanos que han tenido que huir de su país siguen viéndose afectados por la incompetencia del régimen de Nicolás Maduro y de las instituciones venezolanas, que en la actualidad solo sirven para obtener recursos de la migración, mediante el cobro de tasas exageradas para la tramitación de los documentos de identidad que requieren los migrantes.

Tal es el caso del pasaporte venezolanos, que sigue dentro de la lista de uno de los documentos de identidad más costosos del mundo, pues para obtenerlo, las personas deben cancelar un costo de 200 euros, a través de la página web del Saime, pero además, el día que deben acudir al consulado, para la verificación de las huellas dactilares y la toma de la fotografía, las personas son obligadas a cancelar 80 euros en efectivo al personal del consulado.

Además, recientemente las autoridades venezolanas anunciaron que la gestión del certificado de antecedentes penales también dejará de ser gratuito y que las personas tendrán que pagar entre 10 y 50 veces el costo de la divisa de mayor valor, cotizada por el Banco Central de Venezuela, para que el Ministerio del Interior lo gestione. Será justamente este organismo venezolano el que fije la tasa que al final tendrán que pagar los venezolanos que deseen obtener este documento, que también es de suma importancia para quienes realizan trámites migratorios en el exterior, de manera que la dictadura de Nicolás Maduro continúa buscando alternativas para obtener dinero de la gran cantidad de migrantes que han tenido que huir de su país.

Habrá que esperar para ver cuáles serán las consecuencias que tendrá, para los venezolanos, el hecho de que algunos de los documentos de identidad que han llegado en la última valija diplomática, tengan errores y cuál será la posición de las autoridades españolas, en relación con esta situación que podría afectar la gestión de trámites de los migrantes, así como limitar las posibilidades de viajar a otros países.

Hace un par de meses el director del Saime, Gustavo Vizcaíno había anunciado que enviarían una comisión especial de personal para los países donde hay mayor cantidad de migrantes venezolanos, con la intención de agilizar el proceso de captación de datos para tramitar los pasaportes. Sin embargo, no se difundió más información al respecto.