viernes, 30 septiembre 2022 10:32

Puigneró defiende ir a la manifestación de la Diada «hasta que no haya la independencia»

El vicepresidente de la Generalitat y conseller de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró, ha defendido este martes asistir cada año a la manifestación de la Diada convocada por la ANC «hasta que no haya la independencia» de Cataluña.

Lo ha dicho en Bruselas en el acto de la Diada de la delegación de la Generalitat ante la UE, en el que han inaugurado la exposición ‘Cataluña con Europa 1982-2022’ y en el que han participado el expresidente Carles Puigdemont, la consellera de Acción Exterior, Victòria Alsina, y el delegado del Govern en la capital belga, Gorka Knörr.

«Como vicepresidente de Cataluña estaré en la manifestación que se hará el día 11 de septiembre. Pero mientras haya exiliados, yo estaré cada 11 de septiembre en la manifestación de la Diada. Mientras haya represaliados, yo estaré cada 11 de septiembre», ha afirmado después de la polémica por la ausencia del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y los consellers de ERC en esta manifestación.

Puigneró ha reivindicado la relevancia de movilizarse en la Diada de este año y ha afirmado que es un día para conmemorar lo que Cataluña quiere ser en el futuro: «Una nación dentro del corazón de Europa».

El vicepresidente catalán ha recalcado que Cataluña está alineada con los valores fundamentales de Europa y ha acusado a España de estar «contra Europa» porque, según él, incumple las normativas y las directrices europeas tanto a nivel sectorial como a nivel de derechos humanos.

Así, ha puesto como ejemplo el dictamen del Comité de Derechos Humanos de la ONU, que concluye que España vulneró derechos de los expresos del 1-O cuando eran diputados, el espionaje con Pegasus y la infiltración en organizaciones juveniles independentistas.

PUIGDEMONT Y ALSINA

Por su parte, Puigdemont también ha ensalzado el espíritu europeo de Cataluña y ha defendido la necesidad de una Europa «más democrática y más poderosa que garantice la supervivencia de las naciones históricas», como la catalana.

Para él, Cataluña es una nación comprometida con la democracia y con la lucha contra el totalitarismo, y ha asegurado que cuando apuestan por un referéndum están actuando siguiendo los valores de la democracia europea: «Cuando pedimos a Europa que se nos escuche, estamos actuando como ciudadanos europeos, no solo como catalanes».

El expresidente ha señalado que la Diada recuerda a los catalanes de dónde vienen y a quién tienen en contra, y ha hecho un paralelismo entre el Decreto de Nueva Planta de 1714 que instauró Felipe V con el discurso del 3 de octubre de 2017 que dio el Rey Felipe VI: «No hay diferencias entre el espíritu que inspiraba esa decisión y el espíritu que inspiró ese discurso».

Además, Alsina ha advertido de que el conflicto catalán no es un asunto interno español, sino «un asunto interno de la UE», y ha dicho que no se puede imaginar una Europa sin derechos humanos ni democracia.