La receta de albóndigas de pollo con las que te olvidarás de la carne

La variedad de recetas tradicionales que existen es casi infinita. Si tú también quieres preparar unas albóndigas de excepción como las que disfrutabas en tu infancia, es mucho más sencillo de lo que puedas pensar.

En esta ocasión, sin embargo, la innovación consiste en dejar de lado la carne picada para apostar por la pechuga de pollo. Esto aportará un toque diferente y dejará un sabor difícil de comparar.

¿Quieres saber más? Descubre la receta de albóndigas de pollo con las que te olvidarás de la carne.

Fríe las bolitas para un resultado excepcional

freir bolitas

Una vez que el aceite de la sartén esté bien caliente, pasa las albóndigas por harina y, después, introdúcelas en la sartén. Fríe por los dos lados hasta que se pongan bien doradas. Aquí el punto consiste en no pasarte, ya que después se tienen que terminar de preparar junto con la salsa que has preparado en los pasos anteriores. Cuando estén, retira sobre una bandeja con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.