miércoles, 29 mayo 2024

Marlaska abandona un cuartel de la Guardia Civil por «los precios de la construcción»

La Guardia Civil de Antequera lleva diez años esperando una firma del Ministerio de Interior para poder iniciar las obras de su cuartel. Una década de espera, papeles, reuniones, revisiones y pasos que no terminan de ejecutarse es lo que rodea a la gestión de Interior en la renovación del Cuartel de la Guardia Civil de Antequera. Un conflicto entre el Ayuntamiento del municipio y la administración general que parece ‘el día de la marmota’, ya que Fernando Grande-Marlaska sigue paralizando el convenio excusándose en el precio de los materiales de construcción, repitiendo así la excusa que puso en 2022.

Casi un año después del último paso hacia atrás del ministerio de Marlaska, el pasado 18 de septiembre, la Secretaria General Provincial de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en Málaga, Inmaculada Rodríguez, junto al Vocal de la Comarca del citado municipio, Pedro Ramos, mantuvieron una reunión con el alcalde de Antequera, Manuel Jesús Barón Ríos, y miembros de la Concejalía del Ayuntamiento para tratar las preocupaciones de las familias que viven en este Acuartelamiento sobre su posible declaración en ruinas.

La solución que se encontró hace una década fue la construcción de un nuevo cuartel que sustituyera al actual, el cual se encuentra en una situación que afecta directamente al día a día de los guardias civiles y las familias que viven en él. Sin embargo, a pesar de que exista un convenio que regula esta nueva construcción y por el que se prevé destinar un millón doscientos mil euros en el nuevo cuartel, el ministerio de Interior ha vuelto a bloquearlo, asegurando, según fuentes policiales, que «la fluctuación de los precios de los materiales de construcción, podría generar un riesgo financiero».

UN CUARTEL QUE SE PARALIZÓ EN 2008

En el 2008, los guardias civiles de Antequera pensaron que tendrían un nuevo cuartel listo por esa época, pero los problemas que surgieron con la empresa adjudicataria paralizaron el proceso de construcción que no se ha retomado desde entonces. Durante ese primer intento, el pleito no fue resuelto hasta 2015, cuando el Ayuntamiento de Antequera procedió a incautar los avales, que ascienden a unos 850.000 euros y a elaborar un nuevo convenio para licitar lo que aun no se había construido.

EL alcalde barajaba la posibilidad de desalojar el actual cuartel

Sin embargo, aun en 2023 las obras de este cuartel siguen sin avanzar. Esta paralización ahora se junta con que el viejo cuartel, donde aun viven los uniformados con sus familias, se encuentra en una situación de «casi ruina técnica» como afirmó el ayuntamiento el pasado mes de mayo.

Por entonces, el alcalde del municipio, no solo mostró su descontento con la inacción del ministerio del Interior, sino que confirmó que barajaba la posibilidad de desalojar el actual cuartel. Además, anunció que estaba estudiando la posibilidad de realizar una inspección técnica de edificios al actual inmueble al objeto de comprobar el estado de la edificación, una competencia que Barón aseguró que corresponde al Ayuntamiento. Finalmente, el alcalde ha confirmado que esta inspección se llevara a cabo durante el próximo mes de octubre.

IMG 0820 Moncloa
Imagen de la reunión mantenida este pasado 18 de septiembre para tratar la cuestión del nuevo cuartel de Antequera

MARLASKA SE EXCUSA EN EL PRECIO DEL CEMENTO

No es la primera vez que el ministerio regentado por Fernando Grande-Marlaska no firma el convenio que activaría las obras del cuartel por la fluctuación de los precios de la construcción. El propio alcalde de Antequera ya informó en 2022 que Interior había tomado la decisión de «paralizar» la firma de dicho convenio por la misma cuestión.

El edil ya informó ese año de que existía una solución para una «excusa» que Interior ha repetido un año después. Según informó Barón, el terreno del actual cuartel pasaría a pertenecer al ministerio de Interior «de forma gratuita» lo que aseguraron que solventaría esa cuestión económica.

UNA FIRMA PARA UN CUARTEL QUE NUNCA LLEGA

En la nueva batalla que se ha lidiado sobre el cuartel de Antequera, los guardias civiles han vuelto a irse con las manos vacías. la Secretaria General Provincial de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en Málaga, Inmaculada Rodríguez, ha declarado a Moncloa.com que el cuartel de la Guardia Civil de Antequera «es el epicentro de una controversia entre el
Ayuntamiento local y el Ministerio de Interior».

Como asistente a la reunión, Inmaculada ha informado a este medio que existe preocupación por la decisión de Interior de no firmar el convenio a pesar de que la cuestión económica quedaría saldada, ya que «se ha encontrado un comprador para las instalaciones actuales del cuartel, cuyos fondos se utilizarían para financiar la construcción del nuevo cuartel».

Así, mientras que Marlaska está preocupado por la viabilidad económica y los beneficios que se desprenderían de pagar los materiales necesarios para las obras, la Guardia Civil de Antequera vive en unas instalaciones que, según el alcalde, se pueden derrumbar. Por esta falta de inacción de Interior es por la que Inmaculada Rodríguez apostilla que «una ciudad como Antequera y una Institución como la Guardia Civil no se merecen está situación, que merma la imagen y prestigio de todos».