El presidente de UPN, Javier Esparza, ha recordado este martes la figura del concejal de UPN en Leitza José Javier Múgica, cuando se cumplen 19 años de su asesinato a manos de la banda terrorista ETA, y ha reclamado “desterrar, de una vez, cualquier expresión o manifestación de apoyo o connivencia con los terroristas”.

Asimismo, en un comunicado, Esparza ha exigido “firmeza y valor democrático a la hora de impedir que el entorno radical abertzale imponga su relato de los hechos que azotaron y llenaron de sangre, dolor y lágrimas Navarra y el conjunto de España”. “Por ahí no vamos a pasar, no vamos a dejar que manipulen lo sucedido ni participar de ningún maquillaje de lo que verdaderamente ha ocurrido en este país”, ha enfatizado.

Esparza ha calificado de “inaceptable, desde el punto de vista de la dignidad humana y democrática, que sigan justificándose las macabras acciones que se cometieron a través de recibimientos de los asesinos como héroes en algunas localidades del País Vasco y Navarra, ataques a las tumbas de sus víctimas, pancartas festivas, concentraciones de apoyo y solidaridad o uso de espacios públicos para difundir su propaganda”.

Además, ha señalado que “no podemos consentir que este tipo de actos se vean como normales”. “No habrá plena reparación moral de las víctimas hasta que desaparezcan del todo y hasta que se esclarezca la autoría de todos y cada uno de los atentados, de forma que el peso de la ley caiga hasta el último de los asesinos y de los verdugos”, ha aseverado.

Asimismo, ha reprochado “la indecencia moral y política” que supone condenar a ETA, pero “al mismo tiempo concederle beneficios penitenciarios y valerse de los votos de sus defensores y de quienes todavía hoy no condenan el terrorismo para pactar y obtener el poder”. “Y más incomprensible aún contribuir a blanquearlos y dulcificarlos para que los proyectos manchados de sangre que representan acaben fortaleciéndose”, ha destacado.

El presidente de UPN ha afirmado que José Javier Múgica “siempre va a ser un referente de lucha por la libertad, la justicia y la paz para quienes nos sentimos parte de UPN y para el conjunto de la sociedad, como lo son también el conjunto de las víctimas del terrorismo”.

José Javier Múgica fue asesinado por la banda terrorista ETA en 2001 a los 59 años de edad. Los terroristas adosaron una bomba bajo su furgoneta. Múgica era padre de tres hijos.

Esparza ha manifestado que “este año no vamos a poder realizar un acto público de homenaje a José Javier por responsabilidad, debido a la situación sanitaria actual, pero su figura va a estar presente en el recuerdo y el corazón de muchos ciudadanos que no olvidan y que no van a descansar hasta que prevalezca la memoria, dignidad, justicia y verdad para las víctimas”.

A este respecto, el presidente de UPN ha defendido que “es inadmisible que generaciones de jóvenes de hoy desconozcan quiénes fueron Miguel Ángel Blanco, Fernando Buesa, Tomas Caballero, José Javier Múgica y tantos y tantas víctimas que dieron su vida para que ellos tuvieran un futuro en paz y libertad”. “Es una asignatura pendiente de nuestra democracia”, ha concluido.

Comentarios