Suegra y nuera: los motivos por los que Letizia no puede ni ver a la reina Sofía
Doña Letizia y la Reina Sofía nunca han mantenido una buena relación, aunque en un principio trataban de evitar los enfrentamientos públicos.

La relación entre Doña Letizia y la Reina Sofía nunca ha sido buena. A pesar de que en un principio hacían ver que mantenían buena sintonía, con el paso del tiempo ha quedado demostrado que no era así, protagonizando varios incidentes en los últimos años.

Con la reina emérita alejada más que nunca de la Familia Real y Juan Carlos I fuera del país, repasamos los motivos por los que la esposa de Felipe VI no puede ni ver a su suegra.

UN MAL INICIO ENTRE LETIZIA Y LA REINA SOFÍA

UN MAL INICIO ENTRE LETIZIA Y LA REINA SOFÍA

En un principio, la relación entre Doña Letizia y la Reina Sofía parecía ser buena, o al menos eso trataban de mostrar a ojos de los medios de comunicación. Sin embargo, a la reina emérita nunca le gustó la elección de su hijo.

A la esposa de Don Juan Carlos I no le agradaba el pasado de la asturiana, tanto por el hecho de ser una “plebeya” como por otros asuntos de su vida privada, como el hecho de que hubiese estado casada o que hubiera abortado con anterioridad.

Además de no contar con el beneplácito de su suegra, tampoco lo tuvo por parte de su suegro. La experiodista no entró con buen pie a la Casa Real, ya que no contaba con la aprobación de los padres de Felipe VI.

Comentarios