sábado, 5 diciembre 2020 11:36

Los trucos para que el pollo o el pavo no te salgan secos

Cuando un pollo o pavo no está preparado de la forma adecuada salen secos en lugar de estar jugosos y en su punto. Sin embargo, no es tan sencillo conseguirlo, por lo que en ese caso es necesario recurrir a alguno de los trucos que existen para poder degustar su máximo sabor y textura.

Si estás cansado o cansada de que no te salgan tus platos como desearías, existen diferentes técnicas muy sencillas de aplicar para conseguir que el pollo o el pavo nunca te quede seco, independientemente de cómo lo cocinas. Te contamos los trucos que debes seguir para ser todo un especialista a la hora de preparar recetas de pollo o pavo.

FILETEADO Y MARINADO, UNO DE LOS TRUCOS MÁS SENCILLOS PARA EL POLLO

Fileteado y marinado, uno de los trucos más sencillos para el pollo.

El primero de los trucos que puedes utilizar para conseguir una pechuga de pollo jugosa y sabrosa es recurrir al fileteado y marinado de la misma.

En primer lugar debes colocar la pechuga encima de una tabla y darle golpes contundentes, ya sea un martillo de carne o similar. De esta forma se trata de romper el tejido de la pechuga, contribuyendo a lograr que sea más fina y se pueda cocinar con mayor rapidez.

A continuación debes introducirla en un recipiente, donde la dejarás marinar con alguna salsa, por ejemplo con una mezcla de miel, limón y mostaza. Deberás dejarla durante unos 15 minutos marinando. Ten cuidado de no excederte.

Pasado este tiempo podrás pasar a la cocción. En una sartén con tapa añades un poco de aceite y cuando esté caliente colocas las pechugas, sellándolas por los dos lados. A continuación bajas el fuego y cierras la sartén con la tapa, dejándola cocinar durante diez minutos. Pasado este tipo, tendrás una receta para tu pechuga perfecta.