Los vecinos del barrio de Batería Jota y Cabrerizas, a través de la Asociación de Vecinos Ágora, han expresado su rechazo al anuncio del Gobierno de Melilla (PSOE, CPM y Cs) de instalar un centro de acogida de menores juntos a sus casas, para albergar 200 menores extranjeros no acompañados (MENA) y descongestionar el centro de acogida de El Fuerte de La Purísima, donde hay más de 800 niños, el triple de su capacidad óptima.

A través de una carta dirigida al presidente de la ciudad autónoma, Eduardo de Castro (Cs), explican que han tenido conocimiento que desde una de las consejerías de Melilla se está promoviendo el traslado de los menores extranjeros que actualmente están alojados en el Fuerte de Rostrogordo al antiguo acuartelamiento de Santiago, el cual está situado muy cerca de su sede de la asociación de vecinos Ágora.

En la misiva, “ante la más remota posibilidad de que esta opción se esté barajando”, trasladan al presidente su “más férrea oposición a que estas personas, que en multitud de casos han resultado ser conflictivas y no saber adaptarse a las normas más básicas de convivencia, sean alojadas en las inmediaciones de Cabrerizas”.

“Nuestro barrio tiene multitud de necesidades que agradeceríamos que fuesen atendidas, pero les garantizamos que entre las mismas no se encuentra albergar un centro para MENAS”, subraya la asociación de vecinos.

Por todo ello, “les rogamos por favor que desde el Gobierno de la ciudad autónoma desmientan estas informaciones y nos garanticen que no alterarán la magnífica convivencia y la paz que impera en nuestro barrio”, concluye la carta dirigida por la asociación de vecinos a Eduardo de Castro.

VISITA DEL PP

Por último, las diputadas del PP en la Asamblea de la Ciudad Autónoma, Paz Velázquez, Isabel Moreno y Fadela Mohatar, han visitado este domingo la sede de la asociación de vecinos y han subrayado que apoyan a los vecinos de Batería Jota “ante su preocupación e indignación de ubicar un nuevo centro de menores extranjeros, en el antiguo cuartel de Santiago”.

“Estamos con los melillenses y no queremos que este Gobierno acabe con el futuro de Melilla”, han expresado las parlamentarias populares, que también rechazan la construcción de un centro de acogida de menores en una zona del casco urbano.

Comentarios