lunes, 29 noviembre 2021 18:41

La Policía pone en marcha una operación contra la entrada de menores en casas de apuestas

La Policía Nacional tiene en marcha desde este jueves un operativo para detectar la presencia de menores de edad en casas de apuestas, locales de juego y casinos de toda España. De esta manera, se busca hacer frente a un fenómeno alarmante y que está en plena expansión en los últimos años debido al «boom» de las apuestas deportivas.

La «Operación Arcade«, con la que se conoce a esta macrorredada a nivel nacional, se está realizando de manera coordinada con policías de toda Europa. En ella también participan efectivos de las comisarías generales de Seguridad Ciudadana y Policía Judicial. Entre ellos, se encuentran los Mossos d’Esquadra y la Policía Foral de Navarra en sus correspondientes demarcaciones.

Este tipo de operaciones especiales consisten en inspecciones y redadas simultáneas que buscan sorprender en la comisión de algún acto ilícito o sanción administrativa.

Los agentes tienen la orden de visitar el mayor número posible de locales de juegos y casinos de apuestas en sus respectivas demarcaciones. Tienen la tarea de identificar a las personas que se encuentren en el interior de los establecimientos.

SANCIONES DE HASTA 600.000 EUROS

En el caso de que en estas inspecciones se encuentren con clientes menores de edad deben levantar un acta contra el local en el que se encuentren. Esta puede acabar derivando en la pérdida de la licencia de actividad y fuertes sanciones económicas.

Estas sanciones dependen de cada comunidad autónoma. Por ejemplo, en el caso de la Comunidad de Madrid, pueden alcanzar los 9.000 euros, mientras que en Galicia pueden llegar a 100.000 euros y, en Extremadura, hasta 600.000 euros.

LOS MENORES, TRASLADADOS A COMISARÍA

Además de incoar el expediente de sanción al local en el que se encuentren menores de edad, los policías deben trasladarlos a Comisaría. Una vez se encuentren en las dependencias policiales, deben alertar a sus padres o tutores legales para que pasen a recogerlos.

En ese mismo momento, se informa a los progenitores del menor acerca del lugar en el que se localizó a su hijo y los hechos que rodean la diligencia. De esta manera, pueden tomar medidas para que el episodio no se vuelva a repetir.

La Comisaría General de Policía Judicial, de cuya Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) forma parte un grupo dedicado a delitos relacionados con los juegos de azar, es la que se encarga de la coordinación de este dispositivo. Los resultados se harán públicos a partir del 3 de octubre.

Miles de agentes participan en España en la «Operación Arcade». Está siendo desarrollada de forma simultánea en casas de apuestas, casinos y locales de juego de otros países europeos. La operación ha tenido lugar tras constatarse que la adicción al juego y a los pronósticos deportivos es una de las principales amenazas para los jóvenes.

La Policía Nacional busca la presencia de menores en casas de apuestas, casinos y locales de juego
La ‘Operación Arcade’ llevada a cabo en toda España consiste en redadas e inspecciones simultáneas para detectar la presencia de menores de edad en casas de apuestas, casinos y locales de juego.

UN PROBLEMA CRECIENTE

Las apuestas en casas de apuestas son un problema creciente en la sociedad. Cada vez son más jóvenes los que se meten de lleno en este mundo, e incluso se han multiplicado casos de niños de 13 y 14 años que desarrollan ludopatías relacionadas con este tipo de apuestas.

Muchos de estos jóvenes creen encontrar en las apuestas en casas de apuestas un método para obtener ganancias con regularidad. Acostumbran a pensar que sus conocimientos en un deporte es suficiente para ganar, lo cual es un error muy frecuente.

Los resultados negativos no tienen el mismo efecto en todos los individuos, llegando en algunos casos a perder el control, hasta llegar a comportamientos que logran autodestruirlos.

De hecho, la Universidad de Santiago de Compostela hizo recientemente un estudio, desvelando que uno de cada cuatro estudiantes gallegos de entre 12 y 17 años han realizado apuestas alguna vez en su vida. Esto refleja que, aunque los establecimientos están obligados a solicitar el DNI para comprobar la mayoría de edad, en la práctica no siempre es así. De hecho, el informe publicado indica que en un 80% de los casos no se cumple este requisito marcado por la ley.

Entre jóvenes de 16 y 17 años la incidencia del juego es aún mayor. Un 52,6% de 4.000 estudiantes que formaron parte de la encuesta aseguran haber apostado en alguna ocasión.

LAS CASAS DE APUESTAS ONLINE, EL MAYOR PROBLEMA

Más allá de las casas de apuestas físicas, el gran problema radica en la actualidad en las accesibles a través de Internet. Cada trimestre siguen batiendo récords.

La posibilidad de jugar durante las 24 horas, los 365 días del año, y desde cualquier lugar, hace que se incremente el nivel de ludopatía por quienes pierden el control. Muchos de los jugadores «online» se obsesionan a pesar de los malos resultados. En ocasiones, llegan incluso a endeudarse al mismo tiempo que tratan de ocultar su problema a su círculo cercano. De esta manera, el problema es doble.

De hecho, un informe hecho público en el pasado mes de agosto por una compañía especializada en asesoramiento de morosos, reveló que las apuestas deportivas son una de las grandes causas del aumento de morosidad en España en los últimos años, especialmente entre aquellos menores de 30 años.

MADRID SE MOVILIZA CONTRA LAS CASAS DE APUESTAS

Más de un centenar de colectivos de diferentes puntos de la capital de España han convocado una manifestación para el próximo 6 de octubre. En la misma, que recorrerá la calle de Bravo Murillo a las 12:00 horas, se denuncia la masiva instalación de locales de apuestas en los barrios con rentas más bajas.

Estas asociaciones están muy preocupadas por el aumento de la adicción al juego. Además, denuncian la «complicidad» de las instituciones con ellas, recalcando que la ludopatía es una emergencia social de primer orden.

Hay que tener en cuenta que los establecimientos a pie de calle han convertido a las casas de apuestas en un lugar de socialización. Tan solo en la Comunidad de Madrid, el número de casas de apuestas ha crecido un 304% entre 2013 y 2017. En este último año, los ciudadanos madrileños han jugado en ellas casi 385 millones de euros. En el mismo periodo, también han crecido los salones de juego (62%).

Como consecuencia de todo este crecimiento, se ha cuadruplicado el número de ludópatas con acceso vetado a estos negocios en la región madrileña.

La situación entre los menores de edad es especialmente preocupante. Por ello, se están tomando medidas para evitar la apertura de locales cerca de colegios. Además, en el pasado mes de julio, el Gobierno en funciones acordó introducir una modificación en la ley del juego.

Esta consiste en prohibir las apuestas deportivas de eventos que tengan como protagonistas a menores de 18 años. No obstante, esto solo afecta a un 1% de las pruebas deportivas disponibles en las principales casas de apuestas.