domingo, 17 enero 2021 14:36

La ajetreada vida diaria que ha llevado la Infanta Cristina

el corte ingles

La Infanta Cristina ha pasado en estos últimos años por distintas etapas en su vida privada y mediática. Pasó de ser la hija de los Reyes Eméritos, a la hermana del Rey Felipe VI, para terminar siendo la esposa de Iñaki Urdangarin. Sin embargo, siempre ha sido algo de alguien hasta hace poco, que parece que ha retomado la vida de una mujer normal y corriente dentro de lo que es su estatus social.

Después de pasar por una depresión, la Infanta Cristina está retomando las riendas de su vida con una agenda llena de compromisos y eventos. Después del caso Nóos, en el que su marido salió culpable, la Infanta se alejó, tanto ella como sus hijos, de España para poder empezar una nueva vida en Ginebra y eran pocos los datos de salidas a no ser que fuesen las imprescindibles, como lo fue este verano la visita a su padre, el Rey Emérito, tras su exitosa operación de corazón.

En el tema laboral, la Infanta Cristina logró trabajo junto al Aga Khan, antiguo compañero de colegio de su padre. Allí se encarga de hacer de nexo entre la CAIXA y diversas organizaciones internacionales. Su tarea, concretamente, es la de nexo con una empresa que mueve la cifra de 470 millones de euros anuales. Se trata de una empresa sin animo de lucro con más de ochenta mil empleados en unos treinta países del mundo, no solo en España.

EVENTOS SOCIALES

La cara de la Infanta Cristina ha dejado de verse en eventos de sociedad. Sin embargo, consta que este fin de semana ha estado en Madrid en la boda de Jaime Urquijo Zóbel de Ayala y Alexandra Suárez.

Pese a que la Infanta Cristina procuró no ser fotografiada por los medios, se sabe que asistió sola al enlace de uno de los descendientes fundadores del conglomerado con más tiempo y poder de toda Filipinas. Como viene siendo común entre las bodas de la alta sociedad, el festejo duró tres días, dándose por finalizado el pasado sábado en la Finca Los Molinos, día en el que todos los invitados regresaron a sus respectivos países y hogares.

Tanto la Infanta Cristina como su hermana, la Infanta Elena, son amigas de la madre del novio desde pequeñas. Además, la Infanta Cristina tiene una estrecha relación con la tía de Jaime Urquijo, Cristina Urquijo, motivos por los que llevó a cabo su desplazamiento hasta Madrid. En la boda también se pudieron ver rostros famosos como el de Margarita Gómez Acebo, los hijos de Agatha Ruiz de la Prada, Simeón de Bulgaria junto a su esposa o la de Pedro J. Ramírez.

En Ginebra, el día 7 de septiembre, la Infanta Cristina asistió a una fiesta de disfraces junto a sus dos hijos menores. La fiesta privada era tan solo para la clase social de élite de Ginebra, país en el que el peso de la cárcel de su marido no ha sido obstáculo para que continúe asistiendo a los eventos sociales de allí.

Finalmente, eran muchos los rumores de la asistencia de la Infanta Cristina el pasado 29 de septiembre a la boda de la hija de su jefe, Aga Khan, en una ceremonia íntima y privada, pero al igual que en el enlace de este fin de semana, tampoco hay fotos de la Infanta Cristina que demuestren su presencia en el evento de su amiga.

FAMILIA

Infanta Cristina

La hermana del Rey Felipe VI continúa viviendo en Ginebra con sus dos hijos menores, Miguel e Irene. Los pequeños de la casa siguen en el colegio Ecolint. Los mayores de la familia Urdangarin sin embargo están dispersos. Juan está en Londres estudiando economía y relaciones internacionales, en concreto en la Universidad de Essex.

Mientras que Pablo se ha centrado más en su carrera deportiva, al igual que hizo su padre en su día. Ahora reside en Francia, en Nantes, en donde juega con el HCB Nantes. Pese a que su familia no pudo acudir a su primer partido en este nuevo equipo, sí se tiene constancia de que sus abuelos maternos, el Rey Emérito Juan Carlos y la Reina Sofía, acompañaron a su hija, la Infanta Cristina, hace poco hasta Hannover para animar al joven deportista de la familia.

VIAJES

Hace algunas semanas se vio a la Infanta Cristina junto a su hijo Pablo paseando por las calles de Nantes, de forma totalmente discreta, como ya es habitual en ella. Sin embargo, el periodista Jordi Corominas, que se encontraba también en la misma ciudad, la sacó de su anonimato.

Aprovechando que su hijo no jugaba el fin de semana, la Infanta Cristina viajó 600 kilómetros en avión para disfrutar del joven de tan solo 19 años que vive solo en Francia. Pablo ha estado casi más ajetreado que su madre y la nueva incorporación al equipo le impidió estar con su madre en las vacaciones de verano a los Estados Unidos, y también fue el único Urdangarin que no pudo venir a España a visitar a su abuelo.

BRIEVA

Los medios han recordado que el viernes 4 de octubre la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin hacían 22 años de casados. Pero, como en otras ocasiones que ha ido a visitar a su marido, esta vez tampoco se sabe con certeza si acudió a verlo.

Ellos entran en prisión con coches con los cristales tintados y evitan la espera en la puerta y el siguiente cacheo y paseo bajo el detector de metales al que son sometidos el resto de los familiares de los internos que están en las cárceles españolas. Por lo que tampoco en este caso hay fotografías que lo confirmen o lo desmientan.

ENTIERRO

Infanta Cristina

Se sabe que la Infanta Cristina ha acudido a dar el pésame a la familia de Germán López Madrid, presidente de Volvo, hermano de Javier López Madrid, amigo de la Reina Letizia que se hizo conocido por el mensaje que esta le mandó llamándolo “compiyogui” como apelativo cariñoso.

La familia Real tenía una relación de amistad tanto con la familia como con el difunto, y la Infanta Cristina acudió a dar sus condolencias sin que tampoco existan pruebas gráficas que lo demuestren.