martes, 28 mayo 2024

CEP cree que Francisco Pardo trata de ganar tiempo sin avances para policías

CEP, la Confederación Española de Policía, está sumando motivos a su propuesta de conflicto colectivo laboral que declararon el 10 de abril contra el Ministerio de Interior de Fernando Grande-Marlaska y además cree haber descubierto cuál es la estrategia que tiene la Dirección General de la Policía (DGP). El sindicato policial ha denunciado que «por primera vez en la historia moderna del Cuerpo -que está celebrando su 200º aniversario-, una negociación sobre la jornada laboral se mantiene en secreto durante meses», por lo que creen que la intención de Francisco Pardo Piqueras, el director general de la Policía, «es ganar tiempo mientras en todos los temas importantes no dan un solo paso» y no hay avances para los policías.

«la nueva jornada laboral es muy preocupante»

Una de las últimas noticias que les ha indignado es saber que el Gobierno plantea hacer un cambio legal para que el director operativo de la Policía, José Ángel González, pueda seguir siendo el número 2 de la policía cuando cumpla 65 años. «A nosotros la jubilación que nos interesa es la de 70.000 compañeros, para dignificarla y para adelantarla sin perder dinero. A Interior no, están a otras cosas», informaban fuentes sindicales.

CEP convocó el 10 de abril el conflicto colectivo contra el Ministerio del Interior y ya se han sumado más sindicatos.
CEP convocó el 10 de abril el conflicto colectivo contra el Ministerio del Interior y ya se han sumado más sindicatos.

Los representantes sindicales de CEP han acudido ya en varias ocasiones al Parlamento Europeo para reivindicar que Interior sigue sin catalogarlos como profesión de riesgo, impidiendo la jubilación a los 60 años sin perder dinero y teniendo en cuenta que hay 1.400 compañeros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que son agredidos cada mes, de media.

SEGÚN CEP, HAY POCA TRANSPARENCIA EN NEGOCIACIÓN DE LA JORNADA LABORAL DE POLICÍAS

Sin embargo, una de las cuestiones que más les ha molestado recientemente es la poca transparencia que ha habido con la negociación de la jornada laboral y si va a mejorar la nueva propuesta la versión que está en vigor desde el año 2015 (excepto en lo relativo a la cadencia 6×6 para turnos rotatorios, que se puso en marcha durante la pandemia, en 2020).

CEP ha tenido acceso al documento que entregó la Subdirección General de Recurso Humanos y Formación en la primera reunión, el pasado 5 de febrero, y ya han reclamado que les faciliten también una segunda versión que «el responsable de ese centro directivo no quiere facilitar» -indican desde CEP-, por lo que han interpuesto «la correspondiente demanda judicial y si nos hacemos con el documento también lo difundiremos».

Según ese borrador al que ha tenido acceso CEP, «la nueva jornada laboral es muy preocupante», pues creen que hay un «nuevo desprecio a los derechos profesionales de todos los policías que roza el escándalo». El sindicato resume que «no hay ni un solo avance, absolutamente nada, para unidades tan importantes como la UIP o la UPR. Misma redacción que en 2015»

Otra dato a destacar es que refleja que «cuando quiera la DAO y «hasta ahora nunca ha querido» se abrirán esas negociaciones. No hay ni una mejora o cambio para las unidades de investigación respecto a la actual jornada, ni siquiera en las guardias no presenciales localizadas. Se mantiene la misma redacción. Eso sí, te dicen que el llevar teléfono oficial y estar pendiente no se compensa», protesta el sindicato policial.

Policías nacionales denuncian opacidad en la negociación de su jornada laboral.
Policías nacionales denuncian opacidad en la negociación de su jornada laboral.

CEP DENUNCIA QUE SE QUIERE ACABAR CON LOS TURNOS ROTATORIOS DE LA POLICÍA

Según fuentes de CEP, también se querían cargar el trabajo a turnos rotatorios. «Lo que proponía la DGP para cubrir servicios permanentes es un turno fijo, de mañanas y de tardes, y otro de noches. Aunque no se dice, es evidente que si eso saliera adelante se eliminaría el cobro de la turnicidad. A partir de la segunda reunión parece -no consta oficialmente- que ese ataque frontal al trabajo de decenas de miles de compañeros se retiró. Pero si ese era el punto de partida, está claro cuál era el objetivo, que todos llevamos escuchando desde hace tiempo: acabar con el 6×6, el 6×5 y todo lo que suena a turnos», explican fuentes sindicales.

Claro que hay un hecho que les sorprende más y es que «imponen el turno de trabajo si no hay policías suficientes para cubrir una de las modalidades del ordinario (mañana, tarde y noche), es decir, que si en el turno fijo de mañana no hay gente suficiente, por ejemplo, te pueden obligar a ir al mismo, quiera o no. En la anterior circular se establecía un sistema rotatorio entre policías y no uno en el que el mando decida quién será el ‘castigado’».

Tampoco han visto ni una sola mejora en los índices correctores por exceso de horario o en la cuantía de la turnicidad. «No hay una sola mejora en las pausas. Eso sí, ahora te limitan el disfrute de ese derecho y solo podrías hacer uso de esos 30 minutos cuando el tiempo de trabajo diario sea superior a seis horas». Además, según los datos que maneja CEP, desaparece la compensación en dinero de los excesos horarios, pues la propuesta de la DGP pasa a ser solo en tiempo.

Asimismo, el sindicato reprocha que la actualización de la circular de vacaciones, permisos y licencias, «que la tienen atascada desde 2016, sin incorporar todos los avances de estos años», la vinculan a esta misma negociación, «cuando debería ser independiente, para no condicionarla».

La Policía Nacional reclama a Fernando Grande-Marlaska y al director general de la Policía que atienda sus demandas, pues cada vez tienen más motivos para el conflicto colectivo.
La Policía Nacional reclama a Fernando Grande-Marlaska y al director general de la Policía que atienda sus demandas, pues cada vez tienen más motivos para el conflicto colectivo.

CEP PIDE UN TURNO DE TRABAJO MEJOR PARA CONCILIAR

CEP es consciente de que les falta información, otra parte del borrador, pero con estas primeras medidas llega a la conclusión de que el objetivo que tienen los directivos de la Policía Nacional y, por tanto, el Ministerio del Interior, «no es conciliar mejor la vida profesional y familiar sino que lo que quiere la DGP es ganar tiempo mientras en todos los temas importantes no dan un solo paso para avanzar en lo que de verdad importa a los policías».

Mientras tanto, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, fue preguntado este martes por la prensa en los pasillos del Senado donde tuvo la oportunidad de demostrar y pedir «confianza plena» en las Fuerzas de Seguridad del Estado, «que han demostrado su eficacia durante mucho tiempo».

En esta ocasión en concreto la pedía en relación al caso del líder de la Mocro Maffia detenido en enero y fugado tras la decisión judicial de dictar su libertad provisional bajo fianza de 50.000 euros cuando era reclamado por Países Bajos, una decisión que Marlaska no quiso entrar a valorar. Al ser preguntado si hubo un error judicial en la puesta en libertad, el ministro se limitó a contestar que la Policía y Guardia Civil lo que hacen es «cumplir su función».