viernes, 16 abril 2021 10:29

Abren diligencias por las muertes por Covid-19 en una residencia de Jaén

La Fiscalía de Jaén ha admitido a trámite y ha abierto diligencias de investigación sobre la denuncia colectiva interpuesta por la Plataforma de afectados covid en residencias Jaén por las muertes de personas mayores en la residencia Caridad y Consolación, en Jaén capital, durante la segunda oleada de la pandemia.

La denuncia va dirigida contra los responsables de la residencia y contra la Administración autonómica provincial de Salud y Políticas Sociales. Esta es la segunda denuncia admitida a trámite por el Ministerio Fiscal en menos de un mes contra residencias de la provincia de Jaén. La primera fue la referida a la residencia Orpea, en Andújar (Jaén).

Para el portavoz de la plataforma, Alberto Puig, que se abran diligencias de investigación por Fiscalía evidencia “la seriedad de los fundamentos técnicos, sanitarios y jurídicos aportados en las demandas”.

Ha incidido en que la residencia Caridad y Consolación registró una treintena de fallecidos durante la segundo oleada, lo que “la situó tristemente entre las más destacadas de Andalucía”, por lo que “es lógico que se investigue”. De hecho, ya fue investigada de oficio por la Fiscalía por el elevado número de personas fallecidas, aunque dicha investigación quedó archivada en su momento.

“Esa cortina de humo de que las muertes covid en residencias son más culpa del infortunio que resultado de defectos en la gestión pública/privada se ha trasladado a los familiares y a la sociedad, y es algo que no compartimos”, ha dicho Puig en un comunicado y ha añadido que es por eso por lo que piden que se investigue “la presunta gestión errónea de las residencias más impactadas por el covid en Andalucía, donde han muerto nuestros familiares, y que se investigue la presumible inacción de la supervisión administrativa autonómica”.

La plataforma ha incidido en que en “ningún momento las denuncias afectan a los trabajadores de las residencias”, a los que agradecen todo lo que “han tratado de hacer para intentar salvar la vida de nuestros mayores” porque “han hecho lo imposible para intentar enmendar presuntos errores de organización y de gestión ajenos a ellos”.