viernes, 30 julio 2021 16:10

El detenido por la muerte de Wafaa pasará este sábado a disposición judicial

El detenido por la muerte de la joven de la Pobla Llarga (Valencia) Wafaa Sabbah pasará este sábado a disposición judicial, tras permanecer dos noches en la comandancia de la Guardia Civil de Carcaixent, según han confirmado fuentes judiciales.

Efectivos de la Guardia Civil trasladaron este jueves y viernes al hombre detenido por su presunta implicación en la desaparición de la joven, quien fue vista por última vez en noviembre de 2019 en Carcaixent, a hacer unos registros. El hombre fue detenido el pasado miércoles en la localidad valenciana de Manuel y, tras ello, fue llevado a dependencias de la Guardia Civil.

El arrestado cuenta con “diversos antecedentes policiales, especialmente por delitos graves en el ámbito de Viogen”, el sistema de seguimiento de los casos de violencia de género, informaron las fuerzas de seguridad cuando se llevó a cabo su arresto, un operativo a cargo de la Unidad Central Operativa (UCO) y la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de Valencia.

En el marco de la investigación, el detenido fue conducido este viernes a primera hora por la Guardia Civil a la finca familiar ubicada en la localidad valenciana de Carcaixent que el jueves fue registrada, antes de localizar en otro emplazamiento próximo los restos de Wafaa. Los efectivos de la UCO, criminalística y unidad canina trabajan en la recopilación de nuevas pruebas.

La Guardia Civil localizó este pasado jueves el cuerpo sin vida de la joven en un pozo situado en Carcaixent, la última población de la que se tenían noticias de la localización de Wafaa, y que había sido propiedad de la familia del hombre detenido por su presunta implicación en los hechos.

Tras realizar esta inspección, según la nota oficial, aparecieron “lo que podrían ser restos humanos”, por lo que se dio aviso a la autoridad judicial para proceder en presencia del juez y a extraerlos del pozo “así como todos aquellos elementos que puedan aparecer y se consideren de interés para la investigación”.

Aproximadamente un mes después de la desaparición de Wafaa, el entonces delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, informó de la incorporación de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil a la investigación y de que se mantenía abierta una línea de pesquisas “clara” pero “no determinante”. A falta de una identificación genética, los restos podrían pertenecer a la desaparecida, según la Guardia Civil.

Esa línea de investigación desvinculaba el caso del de Marta Calvo –ya que la búsqueda de ambas mujeres llegó a coincidir en el tiempo–, aunque desgraciadamente por la muerte de esta última se detuvo como presunto asesino a Jorge Ignacio P.J., que se entregó a la Guardia Civil el 4 de diciembre.