sábado, 10 diciembre 2022 05:32

Almeida se apoya en los tránsfugas de Mónica García para salvar Madrid 360

El Gobierno municipal de Madrid ha logrado los apoyos suficientes para sacar adelante su plan de movilidad, Madrid 360. Para ello, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha recabado el apoyo de los cuatro ediles de Recupera Madrid, la escisión de Más Madrid de Mónica García.

El apoyo de los cuatro concejales han sido clave para sacar la nueva medida de Almeida, que se aprobará este viernes en una Junta de Gobierno extraordinaria, pero no será hasta septiembre cuando se apruebe en el pleno. Marta Higueras, Luis Cueto, José Manuel Calvo y Felipe Llamas fueron concejales con Manuela Carmena, que diseñó el plan Madrid Central. Almeida ha ido más allá y ha trasladado la idea modificada de Madrid Central a varios distritos más, todos ellos en el interior de la M-30, la conocida almendra.

Sin los apoyos, Almeida y los Ciudadanos de Begoña Villacís no podrían sacar adelante esta nueva ordenanza. Y es que, tanto el PSOE como Más Madrid se han mostrado en contra. Vox aún no ha opuesto y espera los detalles del plan para dar a conocer su voto.

La nueva ordenanza regulará la zona de bajas emisiones de Madrid Central, que fue tumbado por la Justicia. El plan de Almeida conlleva las adecuadas modificaciones para tratar de esquivar un nuevo hachazo judicial.

EL GRUPO MIXTO EXIGE DOS CONDICIONES PARA DAR EL SÍ A ALMEIDA

Los exconcejales de Más Madrid, ahora en el grupo mixto, se escindieron de la formación por sus diferencias. No obstante, su voto no será gratuito al imponer al equipo de Almeida una serie de condiciones, como mantener Madrid Central tal y como propuso el Gobierno de Manuela Carmena. Sin embargo, Madrid 360 se adapta a la sentencia judicial. Además, ha exigido al alcalde un plan de movilidad más ambicioso para fomentar el uso de la bicicleta y el transporte público. En definitiva, reducir el uso del vehículo privado en la almendra de Madrid.

martinez almeida

Si se confirma el voto afirmativo el próximo mes, Almeida habrá vuelto a demostrar su diálogo con todos los grupos del arco municipal, sin necesidad de apoyarse en Vox para sacar adelante el próximo año y medio de legislatura.

El bloque del no a Madrid 360 se ha mostrado muy crítico con Recupera Madrid. Rita Maestre, portavoz de Más Madrid, ha considerado que «cada cual es responsable de sus actos», en referencia al posible voto favorable de los cuatro concejales díscolos de la formación. A su juicio, la ordenanza de Almeida tiene como intención «eliminar Madrid Central», pero nada más lejos. Ya lo hizo la justicia.

EL PSOE SE OPONE Y VOX ESPERA LOS DETALLES DE ALMEIDA

El PSOE, por otro lado, ha considerado que Madrid 360 supone un «retroceso» y por tanto no están dispuestos a apoyar al alcalde. Desde Vox han acusado a Almeida de «buscar el apoyo de la izquierda» para mantener el proyecto de Carmena.

Para poder interpretar el proyecto hay que buscar las diferencias entre ambos planes de movilidad. La nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible, conocida como Madrid 360, presenta 109 cambios 109 respecto al plan de Carmena. «Se trata de una ampliación más ambiciosa», han puntualizado fuentes del Ayuntamiento a MONCLOA.com. Asimismo, no se descarta ampliar la zona SER más allá de la M-30, en los barrios con mayor aglomeración de vehículos, un paso que podría tener un efecto negativo para quienes quieran utilizar su vehículo privado.

Según el plan de Almeida se construirán hasta 15.000 plazas de aparcamiento limitado, así como soterrar los ocho carriles de la A-5 en su entrada a Madrid, desde la avenida de Portugal hasta la avenida de los Poblados, junto a la creación de un aplicación municipal de movilidad. La Empresa Municipal de Transportes (EMT) utilizará dos líneas con autobuses eléctricos gratuitos.

EL PLAN DE ALMEIDA, MÁS AMBICIOSO QUE EL MADRID CENTRAL DE CARMENA

El cambio más característico respecto al plan de la exalcaldesa es la creación de Zonas de Bajas Emisiones de Especial Protección (ZBEDEP). El distrito Centro, incluido en Madrid Central será una de ellas, pero con la particularidad de que los vehículos podrán estacionar. Con la anterior ordenanza estaba prohibido.

Asimismo, Almeida ha elevado el perímetro respecto a Madrid Central y da la condición de residentes a los más de 15.000 establecimientos de la zona, mientras las motos podrán circular una hora más, hasta las 23.00 horas.

Asimismo, los vehículos de Emisiones Cero podrán circular y estacionar libremente en las zonas restringidas, tanto en parkings como en superficie sin limitación de tiempo. Los calificados como ECO, tendrán un descuento del 50% en zonas de estacionamiento regulado, pero sin matizar el tiempo. Los de etiqueta C, sólo podrán circular en caso de alta ocupación, más de dos pasajeros y obtendrán un descuento del 10% en el aparcamiento. Los vehículos catalogados como B sólo podrán ir al parking en esas zonas.

LIMITACIÓN DE VEHÍCULOS POR ETIQUETAS

También se retrasará al 31 de diciembre de 2022 la limitación de acceso a los vehículos de mercancías con distintivo ambiental B y de más de 3.500 kilos de peso, dando un año más de margen de lo inicialmente previsto para la renovación de las flotas. Los vehículos catalogados con el distintivo A no podrán entrar a partir del próximo año para los no residentes.

En 2023, los vehículos A no podrán utilizar la M-30 y a partir de 2024 no podrán acceder ni circular por Madrid capital. Los coches sin pegatina de la DGT, que también prepara sus propias modificaciones, no podrán circular a partir de 2025, incluso si el vehículo está a nombre de un residente.

Todos los vehículos con motor diésel anteriores a 2006 y los de gasolina matriculados antes del 2000 no podrán entrar en la almendra de Madrid. Por tanto, los usuarios de este tipo de vehículos tendrán que cambiar el coche o bien utilizar el transporte público.

El área del nuevo Madrid 360 protege especialmente el área de Plaza Elíptica, la zona más contaminada de Madrid junto a la almendra central. En esta zona, donde se han detectado casos de EPOC en personas sanas debido a la contaminación, Almeida introduce fuertes restricciones al tráfico.