lunes, 29 noviembre 2021 10:42

Marín evita las primarias en Ciudadanos para acallar a los críticos

Inés Arrimadas, líder nacional de Ciudadanos, no quiere contratiempos para mantener el control de la formación naranja en Andalucía, en manos ahora de Juan Marín. La jefa de Cs sólo convocará primarias en Andalucía cuando se conozca la fecha de las elecciones autonómicas. «Nunca antes», afirman fuentes del partido. Se estima que estos comicios podrían convocarse para mediados de 2022 e incluso agotar la legislatura. Eso sí, tan sólo se daría una semana a los críticos para cosechar los votos de los pocos afiliados que aún están al corriente de pago en la comunidad.

Arrimadas no quiere dar la oportunidad a los críticos de disputar el liderazgo de Marín, la única cara conocida en todo este territorio en Andalucía. Para evitarlo, la formación se está empleando a fondo para quitar toda esperanza a los críticos de Renovadores, la corriente que trata de encauzar el negro futuro del partido en Andalucía.

vicepresidente de la Junta andaluza y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín

En apenas dos meses y tras las primarias de Renovadores, con Carmen Almagro como gran triunfadora, Ciudadanos ha endurecido el discurso sobre sus elecciones internas. «Habrá un proceso interno sí o sí«, aseguró Edmundo Bal hace tan sólo dos meses. Juan Marín, sin embargo, está dando largas a los críticos. Que habrá primarias es un hecho, pero el escenario cambia completamente si se celebran con tiempo, para dar a conocer a todos los candidatos a los afiliados. Las tranquilidad con la que se está tomando Ciudadanos sus propias elecciones internas abre la puerta a una posible alianza con el PP, que es rechazada por los críticos.

MARÍN PIERDE A LA AGRUPACIÓN MÁS NUMEROSA DE ALMERÍA

El también vicepresidente de la Junta de Andalucía ha visto como en los últimos días numerosos afiliados. 82 de los 85 miembros de la agrupación más numerosa de Almería, Huércal Overa, se han dado de baja ante la deriva de la formación naranja, que no encuentra el norte ni la autocrítica. Y es que, según los propios críticos, Marín no ha sabido transmitir los logros y medidas adoptadas en estos dos años de Gobierno de coalición. De hecho, una de las competencias de Marín, el turismo, ha perdido tracción de cara a la ciudadanía. Esta última semana, Ciudadanos ha entregado al PP una de las principales marcas turísticas de Málaga, Sabor a Málaga, por la chapucera gestión al frente.

El mazazo ha caído como un jarro de agua fría entre los críticos, que han cargado contra Marín por haber perdido esta marca. Tras la destitución del ‘naranja’ Juan Carlos Maldonado, como máximo responsable de la marca promocional Sabor a Málaga, el PP ha colocado al frente del sello a Leonor García-Agua.

La afinidad de los productores de esta marca promocional de la provincia con García-Agua es total tras la ineficaz gestión de Maldonado, que no ha logrado mantener la feria de productos malagueños, que se solía celebrar durante el puente de la Constitución junto al Paseo del Parque.

DISPUESTO A PACTAR CON EL PP CON TAL DE MANTENER SU ESCAÑO

Los productores esperan esta feria como agua de mayo. Y es que, en algunos casos llega a ser el 20% de su facturación. Los ‘populares’ han encontrado la solución para poder dar viabilidad a este evento tan esperado, pero exigieron la destitución de Maldonado a cambio. Eso sí, Ciudadanos no deja atrás a sus fieles y le han recolocado al frente de la promoción de ‘Málaga de Moda’, otra marca de la ciudad, al tiempo que continuará ejerciendo como vicepresidente primero y diputado provincial. Entre sus tareas están el área de Desarrollo Económico y Social, que incluye las delegaciones de Desarrollo Económico Sostenible, Empleo y Formación y Educación, Juventud y Deporte.

Ante el rumbo adoptado por Marín, con el beneplácito de Arrimadas, los críticos de Renovadores exigen a la dirección un cambio profundo para evitar la extinción en Andalucía, como ha ocurrido en País Vasco, Madrid y Galicia, y que ha estado a punto de pasar en Cataluña, origen y cuna de Ciudadanos. «Pedimos una renovación«, han indicado fuentes de los críticos a MONCLOA. José María Ucha, que rivalizó con Carmen Almagro para liderar esta corriente interna, ha pedido a la dirección que no diluya a Ciudadanos en el PP.

Marín, sin embargo, solo busca mantenerse en el asiento, convencido de que de Ciudadanos tendrá representación en las encuestas, aunque con un notable bajón respecto a los 23 diputados que ostenta ahora. Según los últimos sondeos publicados, la formación de Marín caería a tan sólo siete diputados, una debacle que permitiría al PP gobernar prácticamente en solitario, con apoyos puntuales de Vox e incluso de Ciudadanos.

LA FALTA DE COMUNICACIÓN, CLAVE EN LA MALA IMAGEN DE CS EN ANDALUCÍA

De esta forma, Juanma Moreno Bonilla no necesitaría reeditar el Gobierno de coalición. Y es que, los ‘populares’ estarían tan sólo a tres escaños de la mayoría absoluta en el extremo más alto de la horquilla, mientras que necesitaría el apoyo de siete diputados para tener el control en los rangos más bajos de los sondeos publicados hasta ahora.

«A Marín tan sólo le preocupa su imagen«, han asegurado las fuentes consultadas. De hecho, no ha importado perder Sabor a Málaga, el icónico emblema de los productores de la provincia, como tampoco se hacen esfuerzos en dar a conocer a la ciudadanía las medidas que ha logrado Ciudadanos. Se desconoce por completo, por ejemplo, qué ha realizado la formación en materia de modernizar los juzgados. «A Marín sólo le importa salir bien en la foto», han destacado.

A nivel municipal, los actos del líder andaluz de Ciudadanos se han llenado con los oficialistas, sin apoyo de los afiliados, inmersos en otras batallas. «Está desconectado del ámbito municipal», han asegurado las mismas fuentes. Y es que, como en está ocurriendo en numerosas plazas, Ciudadanos está fallando en lo más importante: la comunicación.

LA POSIBLE ALIANZA CON EL PP

Según han asegurado fuentes internas, Marín ha tomado medidas durante su mandato, pero «no las ha trasladado al conjunto de Andalucía». «El PP sí lo ha hecho, por pequeño que sea el cambio«, han zanjado. Y es que, tras casi 40 años de PSOE en el Palacio de San Telmo, los ‘populares’ sí están consiguiendo afianzarse en el territorio, como también lo ha hecho Vox, especialmente con los asuntos de la inseguridad, la inmigración ilegal y el trabajo, entre otras cuestiones.

Cabe recordar que el líder de Ciudadanos en Andalucía tiene competencias en Turismo, Justicia, Administración Local y Regeneración. Asimismo, los ‘naranjas’ ostentan las Consejerías de Empleo, Transformación Económica, Industria, Universidades, Igualdad y Educación. La mayoría de los consejeros son unos perfectos desconocidos para la ciudadanía, al ser de un perfil más técnico que político. Buenos gestores sin experiencia ante las cámaras, pero la formación tampoco se ha preocupado de formarles en este ámbito.

La otra opción que le queda a Marín, y que no se puede descartar, es una alianza con el PP. De esta forma, se daría la ruptura con la dirección general del partido, que acepta a Marín por ser el único conocido. El líder ‘naranja’ en Andalucía no ha descartado sumarse a los ‘populares’. Y es que, todo vale por un escaño. Todo por 68.150,30 euros anuales, más los gastos pertinentes de representación y dietas.