viernes, 27 mayo 2022 21:16

Los agentes del CNI fueron víctimas de programas de espionaje israelíes

Los software de espionaje israelíes llevan años usándose dentro de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado españoles. No sólo el Centro Nacional de Inteligencia ha utilizado este tipo de equipos informáticos de espionaje, también la Policía Nacional ha negociado la compra de este software. Además, tal y como revela el sumario del caso Nicolay, agentes del propio CNI fueron espiados a través de este tipo de tecnologías israelíes capaces de introducir un software espía dentro de teléfonos móviles privados.

Según consta en el sumario del caso Nicolay al que ha tenido acceso este medio, dos agentes del CNI y el que fuera jefe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas, fueron grabados en la sede policial por un software israelí que usa una tecnología similar a Pegasus. Dicho espionaje de reuniones confidenciales fue denunciado ante la Justicia que no quiso investigar con qué tecnología se realizaron las escuchas. «No tenían autorización judicial ninguna, fue espionaje puro», explica Antonio Alberca, el abogado que lleva el caso en una conversación telefónica con MONCLOA.com

«No tenían autorización judicial ninguna, fue espionaje puro»

Y es que no solo los agentes del CNI y Martín Blas fueron espiados, el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, también fue escuchado en una conversación privada con el jefe de Antifraude catalán Daniel de Alfonso. En esta reunión, ambos hablaron sobre investigaciones por corrupción que en algunos casos afectaban a familiares de dirigentes de ERC y CDC. De este modo, el espionaje a líderes del independentismo no es algo nuevo aunque hace tan solo unos días pusieran el grito en el cielo denunciando que varios de sus teléfonos móviles habían sido infectados con Pegasus.

LA POLICÍA LLEVA AÑOS USANDO TECNOLOGÍAS DE ESPIONAJE

Estas tecnologías capaces de infectar terminales privados llevan años en España. El 31 de julio de 2014, el empresario israelí Matian Caspy invitó al entonces Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional, Eugenio Pino, a una prueba para obtener un software casi idéntico a Pegasus. De esta carta, a la que ha tenido acceso MONCLOA.com, se extrae que Matian Caspy quería invitar al alto cargo de la Policía Nacional a probar una demo de un sistema de espionaje móvil desarrollado por una empresa intermediaria israelita llamada Rayzone Group dedicada a la inteligencia artificial. Para llevar a cabo la compra con total seguridad, la cúpula policial explicó que el material debía entrar por el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y ser trasladado de forma inmediata a Barcelona.

Pero no es la primera vez que se se vincula a altos mandos de la Policía Nacional con tecnologías de espionaje a teléfonos móviles. En unas diligencias enviadas la Juzgado de Instrucción nº 2 de Madrid revisadas por este medio existe documentación que acredita que el DAO, Eugenio Pino, y su jefe de gabinete, Jose Fuentes Gago, disponían de la tecnología suficiente para poder interceptar y grabar conversaciones e información de smartphones y otros dispositivos electrónicos sin autorización judicial como consecuencia de habérsela adquirida a la empresa israelí Rayzone Group. Asimismo, diversas fuentes consultadas por este medio aseguran que la compra de este tipo de tecnología aparece en anotaciones a mano de las agendas del excomisario José Manuel Villarejo.

Con todas estas evidencias queda claro que el espionaje a través de tecnologías como Pegasus está a la orden del día. Estos software israelíes de espionaje llevan años usándose en la cúpula policial e incluso agentes del propio CNI ha sufrido sus ataques. De hecho, el propio Congreso de los Diputados puso en marcha el pasado octubre una Comisión de Investigación relativa a la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior, con la finalidad de favorecer intereses políticos en la que se hablo de sistemas informáticos de espionaje utilizados por la Policía. En dicha Comisión, el comisario jubilado Enrique García Castaño, que jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO), admitió que los Mossos d’Esquadra compraron a la empresa Hacking Team, el sistema de espionaje italiano Galileo que utiliza una tecnología casi idéntica a programas como Pegasus. Hasta la policía autonómica cuenta con tecnologías capaces de infectar teléfonos móviles.