martes, 16 agosto 2022 15:17

Castilla-La Mancha advierte de que defenderá el derecho al agua “con uñas y dientes”

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha reclamado este viernes el derecho al acceso al agua en Castilla-La Mancha, algo que se seguirá defendiendo “con uñas y dientes” desde el Gobierno autonómico. Porque en la región, donde “no sobra” y “falta el agua”, es imprescindible este recurso, ha dicho, “primero, para beber” y además, para ayudar “a nuestra tierra a ser mejor y tener un futuro próspero”.

Así lo ha manifestado este viernes en Villares del Saz (Cuenca), donde se ha desplazado para conocer la explotación de aromáticas, con lavanda y lavandín, y de girasol del joven agricultor Rodrigo Castilla, conocido como ‘El Tractorista de Castilla’ en redes sociales, en la finca Vallejondo, y la destilería familiar en un municipio que se encuentra a apenas 300 metros del trasvase del Tajo al Segura y con cultivos en secano, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Martínez Arroyo ha agradecido a la familia Carrillo la invitación a conocer su explotación e instalaciones, en un municipio donde su alcalde, Jorge Hermosilla, trabaja también en la lucha por el desarrollo rural “en una de las zonas que necesita el impulso y liderazgo”.

En esta explotación de aromáticas, ha explicado el consejero, se produce el aceite esencial que acaba en los perfumes de todos los lugares del mundo y “lo tenemos en Castilla-La Mancha”.

Y es que, en datos, la región cuenta con casi el 70 por ciento de la superficie de aromáticas de todo el país, sobre todo lavanda y lavandín, y estas esencias que se producen a partir de estas aromáticas y que generan un valor añadido extraordinario. “En la medida que seamos capaces de hacerlo en nuestros pueblos haremos más rica a nuestra tierra y que más jóvenes se quieran quedar a trabajar en nuestro medio rural”, ha dicho.

De esta manera, el consejero ha destacado la importancia del ejemplo de Rodrigo, un joven agricultor incorporado con ayudas del relevo generacional del Gobierno regional con las que, en apenas seis años, se han conseguido que emprendan 4.000 jóvenes al campo, que son “los que verdaderamente están innovando”. Y muestra de ello es lo que se realiza aquí, donde se ha invertido en innovación en la maquinaria, en el proceso industrial o el almacenamiento del producto, realizando todo el trabajo en el territorio, generando valor añadido en el mismo pueblo, ha explicado.

“Apoyar a los jóvenes es apoyar al futuro de Castilla-La Mancha” y todo ello depende del agua. Es por ello que el consejero ha trasladado el compromiso del Gobierno regional a los agricultores ganaderos e industria agroalimentaria, que necesitan “la certidumbre del agua para invertir” de la misma manera que quienes viven en los pueblos. Y todos ellos, “cuentan con la defensa del Gobierno de Castilla-La Mancha”, ha concluido.