sábado, 3 diciembre 2022 09:16

De Gran Hermano a la ruina y al éxito: así le ha cambiado la vida a esta concursante

Gran Hermano es uno de los formatos más exitoso de la televisión y es un auténtico trampolín a la fama para sus participantes. Todos salen ganando. Los concursantes que pasan por la famosa casa consiguen una gran visibilidad mediática (dependerá de su carisma, su suerte y sus contactos, el poder sacarle todo el jugo), además de recibir unos salarios realmente jugosos, tanto en el periodo que permanecen en la casa, como por las colaboraciones que consigan a su salida en su paso por los diferentes platós de televisión. Sin embargo para muchos este éxito es pasajero y a los pocos meses quedan convertidos en juguetes rotos. Algo así le sucedió a Desirée Rodríguez, más conocida como, simplemente, ‘Desy’. Ha sido una de las pocas mujeres transexuales en participar en el reality y llegó a ser la tercera finalista en la edición de ‘Gran Hermano 14’, allá por el año 2013.

FUE CAMARERA Y RODÓ UNA ESCENA PORNO

Después, Desirée estuvo trabajando por un tiempo en Italia como camarera de piso, antes de regresar a España e instalarse en casa de una prima suya con la que sí mantiene buenas relaciones. También probó suerte en el mundo del cine para adultos, aunque de forma muy puntual. Rodó una escena pornográfica con Alberto Aguilera, quien fue novio de Falete. Una experiencia que no le habría importado repetir, «Si me ofrecieran una buena oferta, volvería a rodar. Lo mío no ha sido nada traumático». Después, la ex concursante de Gran Hermano pasó por una etapa de gran precariedad, sin trabajo ni ingresos. Agobiada por esta situación decidió hacer un ‘retiro espiritual’ que le diese algo de perspectiva para saber qué hacer con su vida. Su desaparición fue muy sonada, y hubo quien pensó que había muerto asesinada o por suicidio.

Gran Hermano