Conejo al ajillo: una receta tradicional y deliciosa que puedes hacer en 45 minutos

El conejo al ajillo es un plato tradicional de la gastronomía española que se ha ganado un lugar especial en el corazón y el paladar de muchas personas en todo el mundo. Esta receta es un claro ejemplo de cómo la sencillez en la cocina puede llevar a resultados espectaculares.

En este artículo, exploraremos el fascinante mundo del conejo al ajillo, desde su historia hasta su preparación paso a paso, pasando por consejos útiles para que puedas disfrutar de este manjar en la comodidad de tu hogar. ¿Quieres más recetas con el ajo como protagonista? Pues te sugerimos que pruebes el pollo al ajillo o las gulas al ajillo.

Orígenes del Conejo al Ajillo

1 40 Moncloa

La receta de Conejo al Ajillo es una de las preparaciones más antiguas de la cocina española. Se cree que sus raíces se remontan a la Edad Media, cuando los ingredientes básicos como el conejo y el ajo eran fáciles de encontrar en la península ibérica. La receta ha perdurado a lo largo de los siglos y se ha convertido en un plato emblemático de la cultura culinaria española.

El conejo, como ingrediente principal, tiene un sabor suave y tierno, lo que lo convierte en la base perfecta para la mezcla de ajo, aceite de oliva y hierbas que caracteriza este plato. La receta se ha transmitido de generación en generación y se ha adaptado en diferentes regiones de España, lo que ha dado lugar a variaciones regionales, pero el núcleo de la preparación sigue siendo el mismo.

Ingredientes del Conejo al Ajillo

Los ingredientes tradicionales del Conejo al Ajillo son simples y accesibles. Para preparar esta deliciosa receta, necesitarás:

  • 1 conejo entero, o 6-8 piezas de conejo troceado.
  • 8-10 dientes de ajo, pelados y picados finamente.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 hoja de laurel.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Pimentón dulce o picante (opcional, para darle un toque de sabor).
  • Vino blanco (opcional, para desglasear).