Conejo al ajillo: una receta tradicional y deliciosa que puedes hacer en 45 minutos

El conejo al ajillo es un plato tradicional de la gastronomía española que se ha ganado un lugar especial en el corazón y el paladar de muchas personas en todo el mundo. Esta receta es un claro ejemplo de cómo la sencillez en la cocina puede llevar a resultados espectaculares.

En este artículo, exploraremos el fascinante mundo del conejo al ajillo, desde su historia hasta su preparación paso a paso, pasando por consejos útiles para que puedas disfrutar de este manjar en la comodidad de tu hogar. ¿Quieres más recetas con el ajo como protagonista? Pues te sugerimos que pruebes el pollo al ajillo o las gulas al ajillo.

Preparación Paso a Paso

conejo al ajillo 463987p734882 Moncloa

A continuación, te guiaremos a través de la preparación paso a paso de un delicioso Conejo al Ajillo:

1. Preparación del Conejo

Si has comprado un conejo entero, córtalo en trozos más pequeños, como si estuvieras preparando un pollo. Puedes pedir al carnicero que lo haga por ti si no te sientes cómodo haciéndolo tú mismo.

2. Dorar el Conejo

Calienta un generoso chorro de aceite de oliva en una sartén grande y profunda a fuego medio-alto. Cuando el aceite esté caliente, añade los trozos de conejo y dóralos por todos los lados hasta que estén bien dorados.

3. Añadir los Dientes de Ajo

Una vez que el conejo esté dorado, agrega los dientes de ajo picados y la hoja de laurel a la sartén. Saltea durante unos minutos hasta que los ajos estén fragantes, pero ten cuidado de no quemarlos, ya que podrían amargar el plato.

4. Sazonar y Cocinar

Sazona el conejo y el ajo con sal, pimienta y pimentón al gusto. El pimentón es opcional, pero agrega un sabor ahumado y picante que muchas personas encuentran delicioso. Revuelve bien para que todos los ingredientes se combinen.

5. Cocinar a Fuego Lento

Reduce el fuego a bajo, cubre la sartén y deja cocinar durante aproximadamente una hora. Durante este tiempo, el conejo se cocinará lentamente y se impregnará con los sabores del ajo y el aceite de oliva. Puedes agregar un poco de vino blanco y continuar cocinando si lo deseas, lo que añadirá una profundidad de sabor adicional al plato.

6. Servir

Una vez que el conejo esté tierno y cocido a tu gusto, retira la hoja de laurel y sirve tu Conejo al Ajillo caliente. Puedes acompañarlo con pan crujiente para disfrutar de la deliciosa salsa de ajo y aceite.