El sencillísimo truco, revelado por la ciencia, para no pasar nada de frío

El invierno ha llegado con su frío penetrante, y toca hacer todo lo posible por pasar una estación agradable y lo más cálida posible. El problema es que muchos consejos para mantenerse caliente durante los meses de frío pasan por alto un detalle esencial: la necesidad de salir al exterior y enfrentar las bajas temperaturas. Por ello, exploraremos minuciosamente cómo aprovechar la ciencia de la termorregulación para mantener el cuerpo, especialmente las manos y los pies, confortablemente cálidos incluso en pleno invierno.

GORRO Y CAPAS DE ROPA

6290b2f1 5097 427e b28b b045ed5e302b 16 9 discover Moncloa

Las claves esenciales para combatir el frío se centran en tres aspectos principales. En términos generales, dos de ellas están relacionadas con la ropa: optar por vestirse con múltiples capas, ya que varias capas delgadas son más efectivas que una gruesa al facilitar una transición térmica más estable, especialmente si se añade un cortavientos. También hay que cubrir la cabeza, no solo porque se pierde calor por ahí, sino también porque muchos indicadores fisiológicos del frío están vinculados a ella, y mantenerla fría puede bloquear mecanismos como el tiritar, que ayudan a generar calor.