miércoles, 17 julio 2024

Víctor Aldama compró el Zamora CF gracias a los beneficios con el pelotazo de la trama Koldo

En agosto de 2020 el Zamora CF ultimaba su conversión en Sociedad Anónima Deportiva (SAD) y para ello necesitaba vender 540 acciones. Fue cuando el empresario Víctor Gonzalo de Aldama decidió ampliar su paquete accionarial, que previamente había adquirido, hasta sumar 357 acciones, 892.500 euros en total, convirtiéndose en socio mayoritario del club con el 66% de las acciones. Para ello tuvo que desembolsar 667.500 euros, que la investigación del Caso Koldo achaca a los beneficios obtenidos por el pelotazo obtenido tras la venta de mascarillas a los Ministerios Transportes e Interior, con José Luis Ábalos y Fernando Grande-Marlaska al frente, respectivamente, además de a los gobiernos socialistas de Baleares y Canarias.

ELEVADO NIVEL DE VIDA DE ALDAMA

La instrucción del Caso Koldo detectó que parte del dinero invertido en la compra del Zamora CF era producto de los negocios de mascarillas de Víctor de Aldama.

Aldama, un alto nivel de vida y sin declarar a la Agencia Tributaria

Según el informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), que investigó a Aldama, éste mantiene un elevado nivel de vida a pesar de «no ser declarante e IRPF (cobraba 10.000 euros anuales de nómina) y no recibir imputación de ingresos de empresa alguna no le ha impedido mantener un elevado nivel de vida y realizar comprasen su propio nombre de imposible encaje en su economía declarada» y cita como ejemplo «además de las que ya vimos en la sociedad MTM 180 otra parte de las acciones del Zamora CF, por 225.000 euros están a su nombre, lo que le convierten en Presidente de la SAD».

La maraña empresarial de Aldama, un reto para la ONIF
La maraña empresarial de Aldama, un reto para la ONIF

De hecho, un oficio de la UCO de Guardia Civil, fechado el 16 de febrero de 2024, recogia que «del análisis preliminar de cuentas bancarias, se puede confirmar que Aldama habría invertido parte de sus beneficios en el Zamora Club de Fútbol SAD, además de traspasar parte de esos fondos a cuentas bancarias de otras mercantiles del entramado societario que controla».

Por ese motivo el juez Ismael Moreno, de la Audiencia Nacional, que lleva a cabo la instrucción del Caso Koldo ordenó el bloqueo y embargo preventivo de 8 cuentas bancarias del Zamora CF, otras 5 de Soluciones de Gestión y Apoyo a Empresas, otras 3 cuentas de MTM 180 Capital, considerada por los investigadores la empresa patrimonial de Aldama y 4 cuentas personales de Víctor de Aldama.

DESENREDAR LA MARAÑA TEJIDA POR ALDAMA, EL RETO

Llegar a desenredar los números de Aldama supuso un auténtico reto para la ONIF, que en su informe para el juez recogía que «una vez iniciada la inspección, las sociedades y el propio Aldama negaron cualquier retribución por los negocios y contratos de los que parecía presumir», en referencia a la propia información que las empresas Deluxe Fortune y MTM 180 habían ofrecido a la Inspección de la Agencia Tributaria. «Como vemos, lo que aporta como experiencia son supuestos contratos que, una vez requerido sobre ellos, afirma no ejecutarse», según el informe de la ONIF.

«LA REALIDAD TRIBUTARIA DEL SEÑOR ALDAMA PARECE SER ÉSTA, LA OPACIDAD»

El documento también recoge que «la realidad tributaria del señor Aldama parece ser ésta, la opacidad, en los últimos años anteriores a ofrecer sus servicios para la localización de las mascarillas al Ministerio de Transportes, según el mismo afirma. Sólo disponía de un sueldo de 10.000 euros al año, pagado por Deluxe Fortune. Lógicamente al disponer de un sueldo tan exiguo se convierte en un no declarante de IRPF», una circunstancia que llamó poderosamente la atención de la ONIF viniendo de una persona que conduce un Ferrari F12, valorado en 130.000 euros.

Por eso los inspectores se extrañan de que «el hecho de no ser declarante de IRPF y no recibir ninguna imputación de ingresos de empresa alguna no le ha impedido mantener un elevado nivel de vida», como por ejemplo ser presidente del Zamora CF.