martes, 28 mayo 2024

Ángel Cristo Jr. revela su estrategia en Supervivientes: «Me encanta ser el villano»

Ángel Cristo Jr. se ha convertido en el centro de todas las miradas en la última edición de «Supervivientes». Desde el inicio del reality, ha estado involucrado en múltiples conflictos, convirtiéndose en un personaje polarizante tanto para sus compañeros como para la audiencia. Lo que comenzó con enfrentamientos con Carmen Borrego en la fase de preconvivencia, rápidamente escaló a disputas con otros concursantes como Aurah, Mario González, y más recientemente con Marieta y Miri. Este último incidente, especialmente después de sus polémicas declaraciones el pasado domingo, ha llevado a una ruptura con su equipo, quienes hasta entonces habían mantenido una buena relación con él.

La situación llegó a un punto crítico cuando Gorka, uno de los concursantes con los que Ángel había mantenido una buena sintonía, declaró públicamente que ya no le daría más oportunidades. «Yo le he dado muchas oportunidades pero esto ha sido la gota que ha colmado el vaso. Para mí se ha terminado todo», expresó Gorka tras una intensa discusión sobre la recolección de leña. A pesar de las adversidades y la creciente animosidad, Ángel Cristo Jr. ha adoptado su papel de antagonista con una sonrisa, declarando: «Me encanta ser el villano de Supervivientes». Esta actitud desafiante promete seguir generando controversia y drama en las próximas semanas del programa.

1
Tensiones en «la isla»Supervivientes»: el conflicto por la leña agita el campamento

Ángel Cristo Jr.

Todo comenzaba en un día aparentemente normal en «Supervivientes», cuando el equipo decidía recolectar leña para mantener el fuego que es vital para su supervivencia. Con la urgencia de la tarea, algunos concursantes, como Javier Ungría, no dudaban en subir descalzos por la ladera del montículo de la playa para conseguir los troncos necesarios. En contraste, Ángel Cristo Jr. optaba por una actitud menos colaborativa, decidiendo cambiarse de ropa mientras sus compañeros trabajaban intensamente.

Esta decisión no pasaba desapercibida para Gorka, quien, visiblemente molesto, confrontaba a Ángel por no participar activamente. «Me estoy cambiando, ¿no me podéis esperar?», respondía Ángel, intentando justificar su tardanza, a lo que Gorka replicaba, señalando la evidente falta de cooperación: «Ahora que ya hemos terminado. Nos ves que estamos todos trabajando y tú ahí tranquilamente…».

Atrás