El PP está perdiendo a su flota. Algunos de los activos del partido han decidido en las últimas semanas abandonar el barco de Pablo Casado. Y lo han hecho con ruido. Frente a estas fugas, el líder popular muestra preocupación. Máxime cuando las elecciones generales de abril están a la vuelta de la esquina.

La exvicepresidenta del Congreso de los Diputados Celia Villalobos ha sido la última en romper con Casado. Mientras, Teólifa Martínez ha aceptado un cargo de la Junta de Andalucía, otros exministros ‘marianistas’ no ven claro su futuro y más de un alto cargo ‘sorayista’ prepara las maletas. Estos son los portazos más sonados de los últimos meses.

2JOSÉ RAMÓN BAUZÁ

Ramón Bauzá, expresidente popular balear.

Otro que desertó del PP hace poco más de un mes es José Ramón Bauzá. El expresidente balear alegó dejar su partido porque veía “imposible” continuar con la política lingüística impuesta en las islas.

Según éste, los populares eran favorables al catalán en las Baleares y no apostaron por combatir el nacionalismo. A través de una misiva de cuatro páginas, el expresidente señaló que durante su mandato intentó “revertir años de catalanización” en la isla.

A pesar de que elogió la figura de Pablo Casado, Bauzá hizo hincapié en que en el caso del PP balear “las acciones y las palabras” iban en caminos opuestos. Asimismo, destapó que la dirección nacional del PP está al tanto de sus quejas en la comunidad pero no hace nada.

“El Partido Popular va a ser un factor fundamental en provocar que las Islas Baleares acaben en la misma situación que Cataluña. Fue en fin el PP el que promovió y aprobó la Ley de Normalización Lingüística, que obligaba a utilizar el catalán frente al castellano en la Administración”, afirmó Bauzá.

Por su parte, el expresidente del Govern balear se jactó de haber combatido contra el nacionalismo catalán en las islas. Tras conocer su dimisión, el PP autonómico manifestó que era “rotundamente falso” que la política lingüística del partido promoviese el adoctrinamiento.