Iglesias Podemos
El líder de Podemos, Pablo Iglesias.

La intención de Pedro Sánchez es gobernar en solitario y buscar apoyos puntuales con diferentes partidos, dependiendo de las medidas. Es más, la vicepresidenta del Gobierno ha pedido ya la abstención a PP y Ciudadanos. La fórmula de un gobierno progresista con Podemos se desvanece, después de que Iglesias haya reconocido que no ha habido diálogo en los últimos días. El líder de la formación morada insta a Sánchez a mover ficha cuanto antes.

En rueda de prensa tras la reunión que ha mantenido con el Rey en el Palacio de la Zarzuela, Iglesias ha señalado que no concibe que Sánchez llegue a una investidura “sin tener cerrados los apoyos”, pues considera que a un debate parlamentario de ese calado se llega “con los deberes hechos”.

Iglesias Echenique Montero

Amor y ambición en el chalet de Podemos

Los atardeceres en Galapagar, entre pinares, son conspiradores y con un punto de resistencia. Muy diferentes a los de la Gran Vía, en la sede del diario Público, donde se reunían en sus primeros momentos Pablo Iglesias con los fieles de la primera hora, Juan Carlos Monedero, Tania Sánchez e Íñigo Er...

Tras desgranar los ejes programáticos que presentará a Sánchez en la primera reunión que mantengan –y que se asientan sobre los artículos sociales de la Constitución–, Iglesias ha vuelto a insistir en la necesidad de que el futuro gobierno les incluya para que sea una coalición “progresista”, y ha apuntado que no existen mecanismos de control de acuerdos políticos “efectivos”, por lo que insiste en que la vía es que Unidas Podemos entre en el Ejecutivo.

“Sabemos que los papeles se los lleva el viento y no hay mecanismo para controlar” desde fuera del Ejecutivo, ha aseverado, para añadir que ahora lo primero es llegar al acuerdo programático y después configurar el gobierno “atendiendo a la proporcionalidad de los votos” de las generales.

CIUDADANOS, “LA OPCIÓN PREFERIDA” DEL PSOE

Iglesias ha advertido además de que esa coalición sería una “garantía” de políticas progresistas porque tras las elecciones autonómicas, el PSOE le ha tendido la mano a Ciudadanos de “manera explícita”. A juicio del líder ‘morado’, si el partido ‘naranja’ decidiera “facilitar la investidura” de Sánchez a cambio de un acuerdo programático, “esta sería la opción preferida por el PSOE”. Ha añadido que un gobierno en solitario de los ‘socialistas’ acabaría apoyándose en la derecha, “en Ciudadanos y en el PP”, para la política económica.

Por este motivo, ha apremiado a Sánchez a abrir negociaciones, y le ha recordado que en política hay que hablar con todos los actores “porque España ha votado muy diferente”. En este sentido, insiste en que el líder de los socialistas es el que debe “trabajar mucho” esos acuerdos que le lleven a sumar los escaños necesarios para su investidura, y ha recalcado que entre PSOE y Unidas Podemos ya suman más que “las tres derechas”, pero debe sentarse con más partidos. “Y más temprano o más tarde lo hará”, ha apostillado.

“LA ÉPOCA DE VETOS HA TERMINADO”

Sobre el proceso de negociación, Iglesias ha señalado que habrá semanas “de intensidad y de presiones”, y que lo fundamental ahora es hablar del programa, para luego entrar en el tema de los equipos de gobierno. Respecto a esa segunda fase, ha indicado que por Unidas Podemos “no habrá vetos al PSOE” por lo que espera que desde las filas socialistas tampoco pongan vetos a Unidas Podemos. “La época de los vetos ha terminado”, ha señalado.

En cuanto a la primera fase, el líder de Podemos ha trasladado a Felipe VI que los cuatro ejes programáticos que llevará a la negociación de gobierno incluyen la puesta en marcha de un programa de inversiones estratégicas para asegurar la creación de empleo, y acabar con la precariedad laboral con medidas como la derogación de la Reforma Laboral de 2012.

A estos dos puntos, ha sumado la necesidad de reducir la desigualdad económica y social, y favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar con una Ley de Suficiencia de Ingresos, y avanzar hacia la justicia fiscal con una reforma tributaria progresiva.

Comentarios