Rufián
El portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián.

Incluso los independentistas se enfrentan Gabriel Rufián. El diputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso es un asiduo de la red social Twitter. Y a menudo baja de su pedestal parlamentario para enredarse con la “plebe”. En este caso, ha caído en la provocación de varios independentistas que han criticado un tweet en el que el diputado ensalzaba la labor de su compañero en el Congreso Joan Tardá.

“Los que hoy llaman traidor a Tardà son los q se mofaban de él por independentista mientras aplaudían a quien primero pactó con Felipe y luego con Aznar”, ha escrito. “Cuando votabais a CIU en las autonómicas y al PP en las generales, Tardà ya se partía la cara con todos ellos. Ni media lección”, concluía. Un mensaje que no ha tardado en encender la red social.

“Uy, sí. Partiéndose la cara…”, ha contestado un usuario acompañando su tweet con una foto de Tardá dándose la mano con el representante de Ciudadanos Juan Carlos Girauta. Un mensaje que ha encendido la mecha y ha lanzado a Rufián a cruzarse mensajes con varios independentistas. “Ya que te han fichado de troll al menos que te pasen buena info en el grupo de whatsapp”, ha contestado el diputado de ERC.

Rufián

Rufián, Cospedal, Rajoy, Batet… los que mejoraron su patrimonio en la legislatura

El diputado de ERC, Rafael Rufián; el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la exsecretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal; y la ministra Meritxell Batet, están entre los diputados que mejoraron su patrimonio durante el tiempo que ocuparon su escaño en el Congreso.Los d...

Y fue ahí cuando le han llovido todo tipo de mensajes críticos contra su postura. “A tí sí que te han fichado de Troll”, ha respondido en catalán uno de los usuarios.”Cómo se puede ser tan prepotente, se piensa que todos somos gilipollas”, ha comentado otro de los críticos, también en catalán.

Pero Rufián disponía de un as en la manga. Y para ganar la discusión, lo ha lanzado. Se trataba de una foto del expresidente de Catalunya Carles Puigdemont junto al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy. “Ten cuidado que yo también puedo jugar y se te van a enfadar. Déjalo ya, William Wallace”, ha respondido (en castellano) el diputado a su principal crítico.

A lo que el usuario que protagonizó el enfrentamiento también tenía un comentario ácido que daría de lleno en el orgullo de Rufián: “¿Podrías contestarme en catalán?”, le ha pedido Rai López Carvet. “En ningún momento he dicho que el presidente Carles Puigdemont se partía la cara”, ha proseguido.

Pero el tweet estrella aún estaba por llegar. Esta vez, por un usuario cuya foto de perfil era una estelada y que había esperado su momento para criticar la postura laxa, según algunos, del diputado de ERC respecto a la crisis catalana. “A mí el que más me gusta del PSOE es Rufián”. “También le pega ser de Ciudadanos”, ha respondido en catalán otro de los usuarios.

vivienda

Los independentistas, los más favorables a decir “sí” a Sánchez

El 22 de julio comienza el debate de investidura y Pedro Sánchez se presenta sin claros apoyos. Las tiranteces con su socio preferente, Podemos, y el significativo cordón sanitario que le ha puesto Ciudadanos hacen cada día más complicado que el resultado sea favorable para el candidato socialista. ...

Y las críticas seguían. Otra estelada como foto de perfil ha comentado: “él busca su beneficio personal y ahora que le han quitado la careta va desbocado”. A lo que un lazo amarillo ha contestado a su vez: “creo que has perdido el norte, chico”.

Suma y sigue. Algunos fieles al expresidente de Cataluña se sintieron excesivamente ofendidos. “Un poco de respeto a MHP Puigdemont, que no le llegas ni a la suela del zapato y lo eligió el pueblo no te olvides!!!”, ha destacado una usuaria que pretendía escenificar lo muy ofendida que estaba con Rufián con dos emojis de caras enfadadas.

Los mensajes son muchos. Y el hilo excesivamente largo. La mayoría de los tweets procedían de independentistas que ilustraban su condición, o bien con esteladas, o bien con lazos amarillos. Y ante la avalancha de críticas, Rufián no volvió a manifestarse. Subió a su altar parlamentario y dejó que la plebe siguiera criticándole.

Comentarios