Ecce Homo

Desde hace algunos años nos hemos acostumbrado a escuchar noticias sobre restauraciones aberrantes de obras de arte. Personas no cualificadas deciden “arreglar” obras de arte y monumentos, pero el resultado no es el que ellos esperan. Restaurar monumentos no es cosa de aficionados. Uno de los casos más sonados fue el del Ecce Homo, pero no el único.

La última noticia ha sido la restauración del san Jorge de Estella, que se vio perjudicado por una intervención anterior sin criterios artísticos profesionales. A continuación conocemos algunos casos aberrantes de restauración de obras de arte y monumentos.

1SAN JORGE DE ESTRELLA

Tras un año de trabajo, el San Jorge de Estrella ha recuperado su estado original. No ha sido fácil, pero lo han conseguido tras un duro trabajo. La talla del siglo XVI ha estado en los talleres del Patrimonio del Gobierno de Navarra, donde han podido confirmar que se ha perdido un 45% de la policromía que tenía en el siglo XVIII. La capa de yeso que los vecinos y el párroco de San Miguel usaron para su “restauración” ha arrasado con buena parte de la pintura.

Se le sancionó a la parroquia con 6.000 euros por el desastre de San Jorge de Estrella. Asimismo, se le impuso otros 6.000 euros a los ejecutores. La intervención de los vecinos y del párroco en esta catástrofe ha incrementado el precio de su restauración. En vez de costar 10.000 euros, han tenido que pagar 30.000 euros, con cargo a la parroquia.

A pesar de todo, la talla se conserva en su totalidad. El departamento de restauración del Gobierno de Navarra ha eliminado el yeso, el acrílico, los cartones y las mallas de plástico que usaron tanto el párroco como los vecinos para intentar mejorar la imagen.

“Desde el punto de vista didáctico ha sido un ejemplo muy útil de lo que son las malas prácticas. Había una buena intención por parte de los vecinos, pero nadie trata de curar al vecino. El caso ha ayudado a la toma de conciencia de un oficio, lo que hará que los párrocos estén atentos y que la sociedad entienda que hay cosas que no se pueden hacer”, ha indicado el director del Patrimonio Navarro.

Atrás