rocio-flores-supervivientes

Los concursantes de Supervivientes ya están en España. La primera parte de la final fue un cúmulo de reencuentros y ausencias, siempre con las medidas de seguridad ante la situación del covid-19 en España. Uno de los reencuentros más esperados ha sido el de Rocío Flores con su novio, Manuel. Pero lo más inquietante es que a pesar de las palabras de amor entre los tortolitos, y la imagen, de nuevo, de Flores llorando desconsolada, en el aire se palpaba cierta tensión entre Barranco-Rocío-Manuel y Gloria Camila. ¿Está en peligro la aparentemente sólida relación de Rocío y Manuel? ¿Será la nueva amistad de Barranco un misil en el punto de flotación de la relación?

El morbo del encuentro, además de por ver la reacción de ambos después de tanto tiempo, se alimentado con varios alicientes: era la primera vez que todos conocían a Manuel, que hasta ahora se ha mantenido fuera de los focos; en el plató también estaba Barranco y Gloria Camila, una pareja con una relación más que tormentosa unida de nuevo en la figura de Rocío Flores.

“NO TE CONOZCO YA”

Cuando Rocío Flores apareció en la zona habilitada para el encuentro con los familiares en el hotel en el que están pasando la cuarentena, no se imaginaba que quien la estaba esperando era su pareja, Manuel, quien quiso darle esa sorpresa a pesar de querer mantenerse todo lo posible lejos de los focos. La sorpresa para la nieta de la más grande fue mayúscula, y no dudaron en darse picos a través del plástico de separación con el que se mantenían las distancias ante el covid-19. Tal ha sido el cambio físico de Rocío Flores que Manuel llegó a decir “no te reconozco ya”. En todo momento se dedicaron arrumacos y palabras de amor. Y sin embargo, tanto en redes como en el plató la sensación es que algo no iba del todo bien entre la pareja. ¿Será por Barranco? ¿Tendrá celos Manuel y por eso ha dado el paso para ver antes que nadie a Rocío?

reencuentro Rocío Flores y su novio