Feijóo
Alberto Núñez Feijóo está acusado por trabajadores y oposición de manipular TVG.

Alberto Núñez Feijóo está a punto de cumplir una década de poder en Galicia y tras haber aparcado el pulso por el liderazgo nacional del PP, está en el centro de la diana de cientos de trabajadores de la Televisión de Galicia. La televisión autonómica, conocida durante décadas como ‘Telegaita’ o ‘TeleFraga’, está viviendo unos momentos de crispación por las continuas denuncias de manipulación.

La dimisión en junio de los dos presentadores del ‘Telexornal xeran’, Alfonso Hermida y Tati Moyano, fue la gota que colmó la paciencia de muchos de los trabajadores. Ambos periodistas afirmaron que dejaban de dar la cara en el informativo vespertino por “discrepancias con la línea informativa” y dos meses después la dirección de la TVG abría expediente a Moyano por maquillarse en sus instalaciones antes de conducir una gala solidaria contra el cáncer.

A esta evidente “represalia”, en palabras de los partidos de la oposición, se le unió la cancelación del emblemático espacio ‘Diario cultural’, que ha dejado de emitirse en la Radio Galega tras 28 años. En el mes de septiembre el comité que representa a los 950 trabajadores públicos auspiciaba la manifestación “Pola dignidade dos medios públicos” (Por la dignidad de los medios públicos) tras 16 semanas consecutivas de “Viernes negros”, en evidente guiño a las protestas por idénticos motivos de RTVE.

Feijóo
Feijóo ha negado cualquier tipo de injerencia en el funcionamiento de TVG.

El pasado miércoles En Marea y PSdeG exigieron en el pleno de la comisión de control de la CRTVG que se despolitice la cadena autonómica, situación desmentida por Núñez Feijóo, que defendió la “independencia” de la TVG basándose en un burdo argumento: la audiencia que sigue sus informativos, situación que recuerda a cuando Aznar defendía los ‘Telediarios’ porque Urdaci lograba buen share. El presidente afirmó que “la TVG es independiente. Si el director toma alguna decisión, que comparezca en el Parlamento. Yo no asumo las decisiones del director en materia de personal, hasta ahí podíamos llegar”.

EL DIRECTOR DE LA TVG NIEGA LA MANIPULACIÓN DE FEIJÓO

Alfonso Sánchez Izquierdo se encarga según Fejóo de la selección, nombramientos y ceses de la TVG. El director de la autonómica ha negado cualquier injerencia del presidente, que admite no ver los informativos de la casa “por agenda” y afirma que “con un clic” se puede cambiar de canal. Luis Villares, portavoz de En Marea, caricaturizó a Feijóo como “un exótico presidente que ni ve ni escucha la radio ni la televisión gallegos”, explicando que el presidente es “una especie de Putin a la gallega, Alberto Putin Feijóo, el zar de Os Peares”.

El socialista Xoaquín Fernández Leiceaga denunció el “incumplimiento premeditado, contumaz y desleal” de la ley de la CRTVG, por la cual se debiera haber elegido al presidente de la TVG desde el Parlamento. Villares no se quedó atrás con el expediente a Moyano: “Y la mandó expedientar. No se puede ser más cutre, más vengativo y más machista. Los zares nunca fueron feministas”.

“Y la mandó expedientar. No se puede ser más cutre, más vengativo y más machista. Los zares nunca fueron feministas”

Feijóo por su parte defendió el modelo de RTVE con el Gobierno Rajoy: “Ya le gustaría tener la mitad de la mitad de la mitad de la valoración que tiene la TVG entre los gallegos. ¿No le da vergüenza cuestionar la independencia de la TVG después de la gran cacicada de TVE?”.

Casado

El aguirrismo regresa al PP con Pablo Casado, ¿y el aznarismo?

Pablo Casado respira aliviado a la entrada del otoño por tres síntomas positivos que le hacen olvidar un verano agitado: las encuestas pronostican una recuperación del PP bajo su liderazgo, sus dos rivales internas han abandonado la política, y el horizonte judicial del 'caso máster' parece despejar...

La Voz de Galicia es el medio más influyente de la tierra e intentó alargar su poderío en el mundo del papel a la televisión, pero su proyecto V Televisión quebró y cerró. Desde entonces el periódico consiguió que su productora, Voz Audiovisual, se convirtiera en una de los proveedores más privilegiados de una televisión que tiene un presupuesto superior a los 100 millones de euros. 

En la TVG molestó el éxito de ‘Fariña’ en Antena 3 y es por ello que rescataron otra serie sobre narcotráfico, ‘Matalobos’, que no contaba con guiones alusivos a la implicación de políticos con las mafias. La televisión rescató ‘Matalobos’, producida por Voz Audiovisual, con un lema ultranacionalista. “No dejes que los de fuera te cuenten tu historia”

EL ENÉSIMO SÍNTOMA PARA FEIJÓO

La Voz de Galicia no se quedó atrás en la campaña contra ‘Fariña’: “Con la Fariña de Nacho Carretero este país lleva una semana haciéndose una empanada mental, más sabrosa que la de zamburiñas, y que revela lo importante que son determinados asuntos para nuestra supervivencia. Las mentes privilegiadas que nos rodean han visto en el secuestro de Fariña un retroceso en las libertades, una vuelta al ayer, un ataque a la libertad de expresión y un aviso a navegantes para que no sigan por ese camino. Nada de eso. Todo es mucho más simple”.

Y desde fuentes cercanas a la productora de ‘Fariña’, Bambú, se denunció que actores y técnicos que participaron en la serie tienen hoy en día las puertas cerradas de la TVG, enésimo síntoma de que Feijóo utiliza la televisión autonómica como su pazo privado.

Comentarios