Vox tiene un trabajo hercúleo de cara al 26-M. El partido liderado por Santiago Abascal tiene que seleccionar a los candidatos de sus listas autonómicas y municipales sin que el pasado de éstos les complique el futuro.

El número dos del partido de moda, Javier Ortega Smith, ha explicado esta semana que le “gustaría” que Ortega Smith tuviese un puesto institucional. Pero a la vez el partido ha salido al paso de las numerosas quinielas que se están realizando a sus espaldas.

El partido emitió anteayer un comunicado que no tienen “todavía a sus candidatos para los próximos procesos electorales y por lo tanto todos los nombres que se barajan en los medios son meras especulaciones, en la mayoría de los casos sin ningún tipo de fundamento”.

Vox explica que “la elección de candidatos se hará durante el mes de marzo y será entonces cuando desde VOX se comunicarán oficialmente los nombres”. Con esta medida el partido quiere evitar que existan casos como el del concejal de Ciutadella, Diego Pons, que se autoproclamó la semana pasada candidato municipal por Vox sin contar con el respaldo del aparato. Aun así existen varios candidatos oficiales u oficiosos.

2JORGE CAMPOS, POR VOX BALEARES

Jorge Campos, candidato de Vox Baleares. Foto. Es Radio.

El impulsor de la plataforma lingüística Fundación Nacional Círculo Baleares y promotor de Actúa se presentará finalmente a las autonómicas por Vox Baleares, renunciando así al nombre primigenio: Actúa Vox.

Jorge Campos ha evitado confusiones con la plataforma de Gaspar Llamazares y Baltasar Garzón y aprovechar las buenas perspectivas electorales del partido liderado por Santiago Abascal. El activista se ha visto salpicado en los últimos días por la renuncia del expresidente José Ramón Bauzá a su escaño en el Senado por el PP.

Campos ha explicado que será “el PP quien tiene que explicar por qué pierde a un senador en base a la política lingüística que defienden en Baleares”. Con estas palabras el candidato autonómico de Vox quiere evitar que le relacionen con un posible fichaje de Bauzá.

Bauzá explicó que el PP “ha sembrado y regado un nacionalismo que la izquierda no ha necesitado más que explotar”. Algunos miembros de Actúa le recordaron sus políticas cómplices con el catalanismo entre 2011 y 2015.