sábado, 27 febrero 2021 20:29

Un juez abre diligencias para investigar la fuga de ‘El Piojo’

El juez de Instrucción número 7 de Valdemoro ha abierto diligencias de investigación para investigar la fuga el pasado 5 de diciembre de Jonathan Moñiz Alcaide, alias ‘El Piojo’, y su hermano Miguel Ángel de la cárcel de Valdemoro, han informado fuentes jurídicas.

La instrucción se encuentra en fase de Policía Judicial y el juez está a la espera de dicho informe. No obstante, ya tiene sobre su mesa la investigación interna realizada por el Ministerio del Interior.

Por ahora, no hay nadie imputado en la causa penal, si bien dentro de las pesquisas policiales se estaría investigando a uno de los funcionarios del penitenciario, según han confirmado  fuentes próximas al caso.

Nacido en agosto de 1989, ‘El Piojo’ es un viejo conocido de las fuerzas de seguridad y las fuentes consultadas le definen como un delincuente escurridizo a pesar de su edad. Se le detuvo el pasado marzo dentro de una operación contra dos bandas de butroneros especialistas en abrir cámaras acorazadas de joyerías.

Los hermanos Moñiz lograron escaparse el pasado diciembre por la ventana del almacén de la planta baja del centro penitenciario, donde accedieron al parecer con una llave que habían fabricado. Se sospechaba desde el principio de que pudieron recibir ayuda tanto del interior por parte de algún preso como del exterior.

En este almacén se guardan las pertenencias de los presos, dado el poco espacio con el que cuentan las celdas en las que habitan habitualmente dos internos.

Los hechos se produjeron en torno a las 19.00 horas del 5 de diciembre, cuando tres internos accedieron a la cerradura de un almacén en el módulo en el que se encontraban.

Los tres presos habrían saltado desde una ventana que tenía barrotes hacia el perímetro controlado por las autoridades de seguridad. Una vez ahí, los dos internos habrían tomado otro camino del tercer recluso y con unas sogas lograron saltar y escapar de la prisión.

Desde Instituciones Penitenciarias señalaron la enorme dificultad que supone una huida de estos centros y se encuentran desde entonces recabando más datos sobre la marcha de estos dos reclusos.