Trucos para ‘echar’ para siempre el olor a tabaco de tu casa

Tanto si te has mudado a una casa donde eran fumadores o tu mismo lo eras y ya no quieres que huela más a tabaco, te vamos a contar los trucos más eficaces para librarte del molesto e insano olor. Ya sabes que el fuerte olor del tabaco es capaz de penetrar en las fibras de la ropa pero también todo lo que hay en casa y luego no es fácil sacarlo. Pasa mucho sobre todo si tienes un hogar con cortinas, alfombras, telas sintéticas, etc. Puse toma buena nota para que cuando entres en casa o tengas visita todo huela a limpio y tenga una fragancia agradable o al menos que no huela a nada.

PRIMERO LOS TRUCOS CASEROS

olor tabaco

Tenemos que empezar con aquellos que apenas nos costarían dinero, para todos lo que no quieran invertir y además poder hacer frente al olor a tabaco de la manera más natural posible. Lo primero es deshacerse de lo que provoca un olor perenne, ya que está incrustado en paredes y telas. Así que comienza por mezclar vinagre y agua, 75% y 25% respectivamente, en un balde y limpia con ella las paredes, las cortinas o toda aquella parte de la casa en donde se haya quedado impregnado el olor del tabaco. Si además hay zonas amarillentas, es sin duda la «zona cero» causante del olor y donde más habrá que limpiar.