alcaldes Caballero
Abel Caballero en 'Los Desayunos'. Foto: RTVE.

Abel Caballero está de moda. El alcalde de Vigo se ha hecho muy famoso por sus particulares arengas realizadas durante el encendido de las luces navideñas y Raúl Pérez lo imitó con acierto la semana pasada en el programa de Andreu Buenafuente, ‘Late Motiv’.

Pero el histórico socialista de 72 años está más pendiente de los medios gallegos. En especial del hegemónico de la prensa de papel, La Voz de Galicia. Sus opositores miraron con escepticismo la decisión de homenajear la semana pasada al editor del periódico, Santiago Rey.

No es la única noticia que ha generado Abel Caballero, un verdadero especialista en canalizar sus presencias mediáticas en votos. En 2015 el PSOE logró el 25,02% del voto en las urnas municipales. Pero en Vigo los socialistas se dispararon hasta el 51,08%, mayoría absolutísima que tiene un principal responsable: su omnipresente líder, capaz de pisar charcos sin mancharse. Repasemos algunos de ellos.

1LA VOZ DE GALICIA

Santiago Rey, el gran editor gallego. Foto: La Voz de Galicia.

Abel Caballero mostró su cara más sonriente para recibir la semana pasada a uno de los hombres más poderosos de Galicia, Santiago Rey. El alcalde se deshizo en halagos contra su antiguo enemigo: “Yo quería darle relevancia a lo que está sucediendo aquí en este momento. La presencia del editor de La Voz de Galicia es para nosotros un honor. Tengo el honor de recibirte en la alcaldía por tu forma de entender Galicia y de respetar a Vigo”.

Santiago Rey le devolvió el guiño al hacerle entrega del libro con el que La Voz de Galicia celebra el medio centenario de su edición viguesa. La obra se repartió ayer en los kioskos gallegos, pero Abel Caballero lo pudo disfrutar unos días antes.

A nadie se le escapa que La Voz de Galicia ha atenuado su ferocidad con Caballero, que consiguió la alcaldía en 2007 gracias a un pacto con el BNG y en 2011 renovó el pacto contra el PP, que ganó ambas citas. Pero su brutal crecimiento en una etapa pesimista para el PSOE, 17,3 puntos en 2015, y su control de la Diputación de Pontevedra ayudan a ello.

Atrás