Alfonso Alonso durante una entrevista. Foto: RNE.

Aires de refundación en el PP vasco, que sigue atónito tras la debacle del 28-A. Su líder, Alfonso Alonso, se ha mostrado muy crítico por el giro a la derecha de Pablo Casado, posición que cree que le ha pasado factura en Euskadi.

En la sede bilbaína de Gran Vía recuerdan que los populares fueron segunda fuerza en las estatales del año 2000 con 323.000 votos. Diecinueve años después, el PP ha sido relegado al quinto lugar con tan solo 94.000 apoyos tras caer más de veinte puntos: de superar el 28% a conformarse con un 7%.

En estas dos décadas los populares han vivido varias etapas en el País Vasco: en el año 2000 Jaime Mayor Oreja combatía de forma vehemente al nacionalismo, discurso que heredó María San Gil. Pero la deriva pragmática de Mariano Rajoy a partir del año 2008 provocó un vuelco en las filas populares de Euskadi.

Antonio Basagoiti o Arantza Quiroga suavizaron el mensaje y promocionaron a jóvenes cachorros como Borja Sémper, Iñaki Oyarzábal o Javier Maroto, que como mano derecha de Pablo Casado ha ejercido de dique de contención en la guerra entre su amigo Alfonso Alonso, ‘sorayista’, y Génova 13.

Aun así Alonso y Sémper afearon a Casado la falta de integración del equipo de Soraya Sáenz de Santamaría, pero Maroto evitó que desde Madrid se respondiese a la guerra abierta.

ALONSO NIEGA PINZA CON EUSKAL HERRIA BILDU

Enfado brutal en el Partido Nacionalista Vasco, que disfruta de su mejor momento político en sus 123 años de historia: gobierna Euskadi y Navarra, controla las tres capitales de provincia vascas, las tres diputaciones y disfruta de una gran influencia en el Congreso.

Pero la plácida siesta se ha interrumpido y el enfado de Andoni Ortuzar e Íñigo Urkullu ha sido muy llamativo después de que la oposición les haya forzado en el Parlamento vasco a tener que preparar 275 millones de euros para pagar primas a todos los funcionarios vascos de forma retroactiva.

Alfonso Alonso

El PP vasco acentúa su mensaje fuerista tras la irrupción de VOX

El PP vasco no pasa por sus mejores momentos de representación ni vislumbra sus mejores perspectivas electorales. Es por ello que su presidente, Alfonso Alonso, ha decidido acentuar su mensaje fuerista con la intención de distanciar su discurso del de Ciudadanos y VOX.El ex alcalde de Vitoria af...

El PNV ha tocado a rebato y ha estallado contra la supuesta pinza que forman Elkarrekin Podemos, Euskal Herria Bildu y el Partido Popular de Alfonso Alonso. En las filas jeltzales pretendían salvar la legislatura con su pacto con el PSE gracias a la heterogeneidad de sus opositores.

Pero Urkullu denuncia que Bildu y el PP han votado en 130 ocasiones de forma conjunta y los 275 millones han sido la gota que ha colmado el vaso. Alfonso Alonso ha negado la pinza: “El que se hace una pinza a sí mismo y se bloquea es Urkullu. Que se preocupe de por qué no saca adelante las leyes. Carece de iniciativa, está parado, mendiga apoyos a Bildu y Podemos y solo espera a ver qué pasa en Madrid”.

Aun así el PP vasco se ha ‘independizado’ de Génova 13 y ha hecho oídos sordos a las palabras de Pablo Casado, que ha explicado que el PNV “cada vez está más fuera de la Constitución”. Alonso, que va por libre, aseguró unas horas después de las declaraciones de su ‘jefe’ que estaría dispuesto a dar el apoyo al Ejecutivo autonómico que controlan los nacionalistas si se alejan de Podemos.

OTEGI NIEGA LA PINZA CON ALFONSO ALONSO

El líder abertzale Arnaldo Otegi ha explicado en Onda Vasca que en el seno de Euskal Herria Bildu ha abierto un proceso de reflexión después del enfado de Urkullu: “Lo dijimos por activa, por pasiva y por perifrástica, y el lehendakari lo que hizo fue una alianza con el PSE-EE y formó un gobierno en minoría que contaba con el apoyo del PP, del señor Alonso, que le sacaba las Cuentas, y eso ha funcionado hasta que han tenido un problema con el señor Alonso, que ya le ha dicho que, para que EH Bildu no pinte nada, está dispuesto a hacer un esfuerzo”.

Alfonso Alonso
Pablo Casado junto a Alonso en la presentación de candidatos para el 26-M en Vitoria. Foto: EiTB.

“Nosotros estamos en plena disposición, nosotros no hacemos pinzas con nadie, nosotros estamos haciendo la labor que se le asigna y que le corresponde a la primera fuerza de la oposición, que es una fuerza de la oposición que le ha ofrecido pactos permanentemente y que han sido pactos que ha rechazado permanentemente”, añadió.

Otegi afirmó que en la izquierda abertzale están “abiertos a pactar, siempre y cuando se ponga sobre la mesa un diálogo sincero, honesto en el que primen los contenidos sobre las formas y, en ese sentido, ya tenemos un gran acuerdo en autogobierno y por qué no se podría abrir también la posibilidad de abrir un diálogo ahora mismo con respecto a los presupuestos del año que viene”.

JAVIER MAROTO, EN FUERA DE JUEGO

Javier Maroto sigue al frente de la vicesecretaría de Organización pese a que no se encargará de la campaña de las elecciones autonómicas y municipales, ya que Pablo Casado le ha relevado por Cuca Gamarra.

La cercanía del PP vasco de Alfonso Alonso y EH Bildu se evidenció cuando el número tres del PP mostró una sorprendente complicidad con el abertzale Oskar Matute en un debate organizado por la SER: “Lo que proponía Vox tenía cosas que se ponían coloraos. Por ejemplo, era quitarle la protección a las mujeres para ponérsela a los toros o decir no a los gais. Todo eso lo dejamos fuera porque es intolerable en la España democrática en la que yo creo”.

Maroto aseguraba que “todo eso se quedó fuera porque es inaceptable. Por tanto, nosotros no vamos a recibir lecciones de lo que es aceptable y no en política, Oskar. Tú sabes lo que pienso en todo eso y sabes que soy una persona moderada. Mi partido defiende la moderación y hay que acordar entre moderados en un Gobierno para los próximos años”.

Desde Vox le afearon su cercanía y en otro debate, organizado esta vez por El Correo, tildó a Iñaki Ruiz de Pinedo de “miserable”, “cobarde” y “escoria”. “Estoy en este debate y siento vergüenza de compartir este espacio contigo, con alguien que pertenece a un grupo de cobardes que han arruinado nuestro país, el País Vasco, dentro de España, nuestra tierra, con vuestras acciones cobardes durante 40 años”, añadió.

Alonso

Alonso y Maroto firman una tregua tras la guerra del PP vasco contra Casado

La dimisión de María San Gil en 2008 por defender una tesis centralista en el Congreso del PP y la de Arantza Quiroga en 2015 tras impulsar un equipo de trabajo con EH Bildu en el Parlamento vasco son las dos fotografías que evidencian la trayectoria ideológica del PP vasco en la última década.E...

Esta posible sobreactuación se quedó sin premio y Ruiz de Pinedo le arrebató el escaño por Álava, puntilla a un PP al que le toca refundarse o morir.

Comentarios