Casado

Pablo Casado aún no se ha recuperado del golpe asestado por los ciudadanos a su partido en los comicios del pasado domingo.  Su partido, que descendió 71 diputados, fue el gran damnificado. Él reconoció esa misma noche que los resultados habían sido “muy malos” y que era momento de trabajar con “ilusión”. Sin embargo, tras observar que su discurso más derechista no ha calado, ahora dice ser la única formación de centro derecha y, de paso, se ha atrevido a criticar a sus exvotantes a pesar de darles el alago fácil: “siempre tienen la razón”.

CASADO SÓLO RECURRE AL VOTO ÚTIL

En menos de un mes es el turno de las elecciones municipales y autonómicas y no parece que, con ese discurso, Casado pueda recuperar a los votantes que ha perdido. En lugar de analizar el por qué muchos de sus votantes se han ‘marchado’ a otras formaciones como Ciudadanos o Vox, el líder del Partido Popular se ha limitado a decir este martes que las personas deberán ver “a qué ha conducido su voto”. 

Vox

Una borrasca se gesta en el noroeste de España y amenaza a Pablo Casado

Los años de mayorías absolutas han hecho olvidar la tradición cainita en la derecha española, acrisolada durante siglos. La hecatombe nuclear del PP en las elecciones de este domingo 28A han desatado los ánimos de revuelta en la formación conservadora. Un frente nuboso y amenazante empieza a cernirs...

El alago que ha realizado minutos antes, en el que afirmaba que “el votante, como el cliente, siempre tiene la razón”, no ha escondido ese ataque directo a aquellos que han apostado por el partido de Santiago Abascal y que han fracturado el voto de una derecha que se ha visto perjudicada por la ley D’hont. 

La derecha sumó más votos pero menos escaños que la izquierda. Y esa es precisamente la única vía vislumbra Casado para recuperar a sus votantes: apelar al voto útil. Y lo hace de una forma que quizás no haya sentado bien a ese 1,5 millones de españoles que, a sabiendas de lo que podía suceder, prefirieron abandonar al PP.

Casado insistió en la campaña electoral en que Ciudadanos y Vox estaban más centrado en una batalla con el PP que en atacar a Pedro Sánchez. Y este martes ha vuelto a insistir en lo mismo para, justo después, hacer él lo propio. “Es falso que en España haya tres derechas”, ha asegurado el próximo líder de la oposición, que ha denominado por primera vez “ultraderecha” a Vox y que ha colocado a Ciudadanos en la “izquierda”. Para él, el PP es un partido “moderado”. “Somos una fuerza tranquila, centrista y reformista”, ha apuntado.

ABASCAL RESPONDE A CASADO

Abascal no ha tardado en responder a Casado y le ha acusado de “insultar como hacen los progres”. “Toda la campaña plagiando nuestro mensaje y tratando de imitar nuestro estilo y ahora insultáis a los votantes de Vox por tener principios. Se os está poniendo cara de UCD”, ha comentado el líder de Vox a través de Twitter, para hurgar aún más en la herida abierta del PP. Abascal ha denominado al PP “el pasado y la rabieta” y a su formación “el futuro y la esperanza”.

Apenas han transcurrido dos días tras las elecciones y la derecha continúa su batalla, con el liderato más abierto que nunca tras la consolidación de Ciudadanos y la irrupción de Vox. En las autonómicas el guion podría ser similar al de las generales. Vox apela a los principios y Casado no encuentra otra solución que el voto útil a su formación, lastrada por la corrupción.

Comentarios