Sánchez May Gibraltar
May y Sánchez durante el Consejo Europeo de junio. Al fondo, el embajador García-Berdoy./ Foto: Pool Moncloa / J.M. Cuadrado

La sensación de soledad y aislamiento diplomático con el que España llega mañana a la cumbre europea sobre el Brexit tendrá consecuencias tras al fragor de la batalla y varias miradas en la Moncloa y Exteriores se posan sobre el embajador español ante la UE, Juan Pablo García-Berdoy, según informaron fuentes gubernamentales a MONCLOA.COM.

La Comisión Europea y Londres alcanzaron un principio de acuerdo el martes 13 de noviembre. Al día siguiente, el secretario de Estado para la UE, Luis Marco Aguiriano, compareció ante la prensa para destacar el texto consensuado recogía “la postura española sin cambiar ni una coma”.

Esa noche del 14 de noviembre es cuando, según la versión de Madrid, se introdujo “con nocturnidad y alevosía” el famoso artículo 184 que tanto preocupa ahora al Ejecutivo de Pedro Sánchez por las consecuencias que puede tener para el contencioso de Gibraltar.

kosovo

España prepara el reconocimiento diplomático de Kosovo

Al despacho del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ya han llegado varios informes sobre el proceso negociador al más alto nivel que han iniciado Serbia y Kosovo y que concluirá, previsiblemente, con un acuerdo histórico dentro de cuatro o seis meses. Si hay fumata blanca en los Balcanes,...

Sea cierto o no, lo cierto es que Aguiriano quedó en muy mal lugar y desde Madrid se critica el papel jugado por la Representación Permanente española ante la UE, que dirige el diplomático García-Berdoy, en esas horas críticas en las que el equipo negociador europeo, liderado por el francés Michel Barnier, y la parte británica cerraron el principio de acuerdo.

El Gobierno empezó a reaccionar el lunes 19 -cinco días después de las palabras de Aguiriano- cuando Borrell advirtió en una entrevista en Onda Cero que España plantearía ese día sus reservas al texto cerrado por Barnier y la premier británica, Theresa May. A lo largo de esta semana ha justificado su posición de veto al Brexit porque se consultó con la Asesoría Jurídica Internacional, con la Abogacía del Estado y con expertos legales y constitucionales antes de tomar una decisión sobre la ambigüedad del texto.

Las citadas fuentes subrayan que desde la embajada española ante la UE no hubo ninguna alerta y que el Gobierno está pagando ahora esta situación. El principio de acuerdo para la salida del Reino Unido de la UE tiene que superar los escollos de la Cámara de los Comunes, el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo, en la cumbre de mañana domingo.

SÁNCHEZ LLAMA A MAY POR GIBRALTAR

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió personalmente el miércoles a May que se modificase o retirase el artículo 184 para que ambos países puedan negociar “directamente” los temas relativos a Gibraltar.

Así lo explicó Aguiriano durante su comparecencia ante la Comisión Mixta para la Unión Europea para explicar el último acuerdo sobre el Brexit, con mención especial al polémico artículo 184 que, según el Gobierno español, fue introducido por May y por el equipo negociador de la UE “de la noche a la mañana” y no deja claro que las negociaciones sobre las relaciones futuras entre la UE y Reino Unido, por un parte, y sobre el futuro de Gibraltar, por otra, son dos negociaciones diferentes.

Durante la conversación telefónica, según Aguiriano, May se mostró muy satisfecha por las negociaciones bilaterales que han permitido acordar los cuatro Memorandos de Entendimiento y el Acuerdo Fiscal que regirán las relaciones entre España y Gibraltar tras el Brexit.

margallo

Margallo acusa a Borrell de “rendirse” en la negociación de Gibraltar

José Manuel García Margallo ha arremetido contra el actual ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en un escrito sobre Gibraltar, al que ha tenido acceso MONCLOA.com, cuando Madrid y Londres se encuentran cerca de lograr un acuerdo sobre el futuro de la colonia británica tras el Brexit."E...

“El presidente del Gobierno le contestó que le parecía perfecto, que también estaba contento”, pero que, “teniendo en cuenta” lo bien que habían funcionado las negociaciones directas entre Londres y Madrid en este caso, “lo único que le pedía era que ambos países continuasen así” y que aceptase que, “a partir de ahora, en los demás temas sobre Gibraltar también haya una negociación directa entre España y Reino Unido”, lo que implicaría “que retirase o aceptase modificar el artículo 184”.

“Si es no, España no votará sí al Acuerdo de Retirada en el Consejo del domingo”, añadió Aguiriano, citando a Pedro Sánchez. Durante el resto de su comparecencia en el Congreso, el secretario de Estado de la UE se defendió como pudo de las críticas de los partidos. “No sólo no nos han metido un gol, sino que estoy muy orgulloso de que en un documento de 585 páginas hayamos detectado que se nos quería meter un gol”, subrayó.

“No sólo no nos han metido un gol, sino que estoy muy orgulloso de que en un documento de 585 páginas hayamos detectado que se nos quería meter un gol”

Asimismo, aseguró que tanto el Gobierno británico como el equipo negociador de la UE justificaron la inclusión de este artículo “precisamente para que no hubiera ningún margen de interpretación”. “Nuestros juristas piensan, en cambio, que sí deja margen de interpretación” y eso es, precisamente, lo que quiere evitar España, “para que no haya dudas en el futuro”.

Según Aguiriano, tanto él como Borrell expresaron personalmente el pasado lunes a Barnier –durante la reunión en Bruselas del Consejo de Asuntos Generales, en el que se preparó la cumbre del domingo-, su “sorpresa” por la inclusión “de este artículo sin previo aviso”, aprobado por el Gabinete británico y que “vio incluso Picardo” antes que el Gobierno español.

aguiriano ue gibraltar
El secretario de Estado de la UE, Marco Aguiriano, el día de su toma de posesión. Foto: Flickr MAUEC.

En sus declaraciones del martes, Sánchez lamentó, sin más detalles, que“si tenemos este acuerdo es que alguien no hizo bien su trabajo en Bruselas”. En todo caso, el secretario de Estado tampoco descartó que se pueda introducir alguna modificación en el texto. “En los textos comunitarios hay de todo, declaraciones anejas, declaraciones interpretativas, protocolos, notas a pie de página, declaraciones de la Comisión o del Consejo, declaraciones a 27”, explicó. “Hay tiempo” para encontrar una fórmula antes del Consejo del domingo, concluyó.

Por su parte, May recalcó este miércoles que su Gobierno no “excluirá” a Gibraltar de las negociaciones con la Unión Europea para establecer las directrices de la relación futura tras el Brexit. La jefa del Gobierno británico afirmó que el Peñón estará “cubierto” en las futuras negociaciones y recordó que ya ha estado “plenamente implicado” en la fase previa de diálogo.

Así, y en aras de ser “clara”, subrayó: “Queremos un acuerdo que sirva para toda la familia de Reino Unido y eso incluye a Gibraltar”. May apuntó, además, que el protocolo sobre Gibraltar incluido en el acuerdo forma parte de un “amplio abanico” de compromisos suscritos entre Londres y Madrid para mantener la “cooperación” en los próximos meses, en alusión a los cuatro memorandos de entendimiento y a un acuerdo fiscal.

 

Comentarios