El presidente venezolano, Nicolás Maduro, con su exvicepresidente y actual ministro de Industrias, Tareck El Aissami.

El exministro venezolano de Finanzas de Hugo Chávez, Rafael Isea, acusó en 2016 ante los policías españoles al exvicepresidente de Nicolás Maduro y actual ministro de Industrias y Producción Nacional, Tarek El Aissami, de ser una persona ligada al “tráfico internacional”. Su abogado, Martín Rodil, subrayó por su parte que el régimen bolivariano movía “cinco toneladas de cocaína por semana” en aquel momento.

Precisamente, Estados Unidos presentó en marzo cargos contra El Aissami, al que acusa de haber violado las restricciones que le impuso por su implicación en el narcotráfico al viajar a Rusia. Isea explicó al comisario José Manuel García Catalán, por entonces jefe interino de la UDEF, y al inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, enviado por el DAO Eugenio Pino a la reunión en el Consultado español en Nueva York, cuál era la situación interna en su país, del que había huído en 2013.

Espionaje a Podemos

Los policías del espionaje a Podemos: “Tengo un mandato del ministro y del presidente”

Un enviado del director de la Policía ofreció a Rafael Isea, exministro de Finanzas de Hugo Chávez, identidades nuevas, documentación y hasta “una nueva vida” en España para todas las personas que él designara a cambio de su declaración sobre los pagos del régimen venezolano a Podemos.El inspector...

El exministro venezolano relata cómo el régimen chavista le confiscó todos sus bienes en 2014, al tiempo que hostigó a sus familiares directos con detenciones e interrogatorios. “Básicamente, en Venezuela, en estos momentos no hay Estado de Derecho: el político decide lo que el fiscal va a anotar y lo que el juez va a decidir” sintetiza Isea, quien está obsesionado con la posibilidad de que una declaración ante los policías españoles acabe siendo contraproducente para su familia que aún vive en Venezuela.

Son capaces de ordenar el asesinato de personas y simular simplemente como un asalto o un crimen común. En los últimos cuatro o cinco años se van a encontrar gobernadores y ministros asesinados, gente que ha aparecido muerta en circunstancias extrañas”, les advierte a los agentes españoles. 

 

-Rafael Isea: Estoy bajo amenaza de muerte directa por un señor en Venezuela que se llama Tareck El Aissami. Un hombre ligado a Nicolás (Maduro) y ligado al narcotráfico internacional que, precisamente, es el gobernador del estado (Aragua) donde he dimitido y que fue el que condujo todos los procesos de allanamiento y confiscaciones y detenciones de mis familiares.

Isea Maduro Aissami
El exministro de Finanzas, Rafael Isea (izq.), con Tarek El Aissami cuando aún vivía en Venezuela.

Isea llegó a ocupar el número tres en el escalafón del Gobierno de Chávez, pero de poco le sirvió cuando cayó en desgracia. Su familia no se libró de los ataques del régimen cuando huyó a Estados Unidos al ver en peligro su vida.

 

-Rafael Isea: “A mí mamá le confiscaron sus cuentas siendo una señora de 75 años, que por derecho constitucional le sale su pensión. Le confiscaron la pensión, le confiscaron la jubilación. Para ponerle las palabras del juez: ‘Tengo órdenes de que Rafael Isea sienta la presión”.

“El Gobierno de Venezuela tiene apoyo técnico de los rusos, tiene apoyo técnico de otros países y están hackeando cuentas”

Con todo, Isea traslada a los policías españoles su deseo de colaborar con España y “aportar todo lo que pueda aportar de lo que he visto hasta ahora” en relación con los supuestos pagos que Caracas había realizado a la Fundación CEPS, el embrión de Podemos, y que estaban empezando a salir en prensa a principios de 2016, pocas semanas después de que la formación morada se convirtiese en la tercera fuerza política del país y con serias posibilidades de provocar el sorpasso al PSOE si se repetían elecciones, como así sucedió en junio de ese año.

En cualquier caso, el exministro venezolano exige un canal de comunicación seguro, sin correos electrónicos a ser posible por temor a ser espiado. En su opinión, el mejor sistema es entregar “documentos en mano” pese a que él vive en Estados Unidos y los policías españoles están en Madrid (García Catalán) y La Haya (Fuentes Gago). 

Isea asegura que Venezuela tiene apoyo “técnico” de Rusia para esta labor de espionaje informático. Su abogado relata cómo tuvo que pedir ayuda a la DEA ante el hackeo que sufrió en su domicilio estadounidense, donde estuvo Bonifacio Diez Sevillano, otro inspector jefe a las órdenes del Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía, Eugenio Pino.

 

-Rafael Isea: El Gobierno de Venezuela tiene apoyo técnico de los rusos, tiene apoyo técnico de otros países y están hackeando cuentas, están infiltrando cuentas, están infiltrando comunicaciones y lo sabe la CIA.

Martín Rodil: Bonifacio (Diez Sevillano, inspector jefe de la Policía Nacional amigo y estrecho colaborador de Fuentes Gago) ha estado en mi casa. En mi casa yo tengo un sistema que costado 28.000 euros, un poco más un poco menos, pagado por la DEA (la agencia antidrogas de EEUU) porque el Gobierno de Venezuela hackeó hasta la computadora de mi mujer.

“Si nos ayuda a que no lleguen los de Podemos al Gobierno, mejor para todos”

El inspector-jefe José Ángel Fuentes Gago pidió abiertamente ayuda al ex ministro de Hugo Chávez para “que no lleguen los de Podemos” al Gobierno en España. El enviado del entonces Director Adjunto de la Policía, Eugenio Pino, acompañaba al jefe interino de la Brigada de Delitos Económicos y Fiscale...

Rodil detalla a continuación cómo los hackeadores venezolanos supieron de sus viajes de trabajo a España y cómo sobornaron a policías españoles para saber cuándo entraba y salía de nuestro país.

 

Martín Rodil: En Madrid andaban pidiendo información de mí, sobornando a funcionarios de Inmigración, de cuándo uno entra y cuándo uno sale. Entonces, al final estamos en la colaboración que le ha dado una organización que mueve 5 toneladas de cocaína por semana.

Interior Podemos Fuentes Gago

“A nosotros nos da igual si el documento es bueno, si es malo…”

El ex ministro venezolano Rafael Isea manifestó a los policías enviados por Interior serias dudas sobre el documento con los pagos a Podemos. Tampoco el enviado por el ministro del Interior, el inspector-jefe José Ángel Fuentes Gago, se mostró en aquella reunión en el Consulado de España en Nueva Yo...

Con este panorama, tanto Isea como su abogado son remisos a prestar declaración por escrito en ese momento. Piden más tiempo a los policías españoles para que gente que conocen en Venezuela puedan hacer averiguaciones sobre los supuestos pagos firmados por el régimen chavista a CEPS y de los que tienen dudas sobre su veracidad.

El jefe interino de la UDEF, que ha viajado desde Madrid expresamente para tomarle declaración, intenta tranquilizar a Isea haciéndole hincapié en que son “parte amiga” y que hablará en calidad de testigo protegido, no como imputado.

Fuentes Gago le llega a prometer que su declaración no será filtrada –“Le empeño mi palabra”, subraya-, pero la testifical de Isea aparecerá un mes más tarde en el ABC. Faltaba un mes para las elecciones de junio de 2016 y Podemos aún superaba al PSOE en las encuestas.

 

García Catalán: Nosotros le tomamos declaración, usted expone lo que le parece oportuno y le haremos unas preguntas en relación a algunas informaciones que tenemos y usted puede decir pues sí, pues no, lo sé, no lo sé. Pero no le vamos a poner en ningún compromiso.

Fuentes Gago: En absoluto.

García Catalán: Si alguna pregunta. Imagínese que a usted alguna pregunta no le gusta, le compromete pues usted…pues no la escribimos.

Fuentes Gago: Básicamente…

García Catalán: Esto no es una declaración de imputado.

Rafael Isea: Claro, eso es de ayuda. Es una idea de cooperación.

García Catalán: Exactamente.

Martín Rodil: ¿Qué chances (posibilidades) hay que se filtre esa declaración?

Fuentes Gago: Ninguna, porque esto lo va a tratar el comisario (García Catalán) directamente con la autoridad judicial. Ninguna. Yo no quiero que nos dé copia ni a nadie del Ministerio (del Interior) porque yo le garantizo que le voy a pedir que esto se lleve como se tiene que llevar, que no lo tenga nadie del Ministerio ni siquiera. Yo se lo garantizo a usted, señor Isea. Le empeño mi palabra, usted no me conoce, me ha conocido hoy pero…

 

 

Comentarios