Sánchez
Barack Obama, expresidente estadounidense, y Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ayer durante la Cumbre en Sevilla. Foto: Pool Moncloa / Fernando Calvo

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, intenta subrayar su imagen de hombre de Estado. La visita del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama le ha ofrecido una ocasión perfecta.

Sánchez ha pasado de ser un político que se prodigaba con la prensa,  a exhibirse menos ante ésta. El político español busca una imagen de estadista con gestos como su entrevista con el expresidente norteamericano, Barack Obama, con el que, además, tiene algunos paralelismos.

A Sánchez no le está resultando nada fácil este final de legislatura y ha optado en esta temporada de precampaña por evitar las intervenciones en ruedas de prensa en las que tenga que hacer frente a preguntas de los medios de comunicación. Un cambio de dinámica al que el líder no estaba acostumbrado ya que siempre se ha mostrado carismático ante la prensa.

Precisamente, el secretario general del PSOE todavía no ha aclarado si asistirá finalmente a alguno de los debates que hasta cinco televisiones u organizaciones han propuesto. Pablo Casado, líder popular, aseguró que el silencio de Sánchez se debía al “miedo” que tenía éste a contraponer los programas en público.

Pedro Sánchez

Rosalía, Chenoa, Amaral… la lista de canciones de amor en la campaña del PSOE

El PSOE presentó ayer en la sala Truss del Wizink Center de Madrid su campaña electoral, inundada de corazones rojos y canciones de amor. En este acto revelaron su spot publicitario, así como los carteles de marquesinas y vallas, donde Pedro Sánchez y diferentes personas anónimas, entre las que se p...

Sin embargo, Sánchez sí acudió a dos debates electorales en las pasadas elecciones de 2015 y 2016. El jefe del Gobierno ha dado un giro a su imagen política en estos últimos meses de mandato y evita ahora el cuerpo a cuerpo.

La posibilidad de un tripartito de derechas y que Podemos se hunda en los comicios generales imposibilitando un Gobierno de izquierdas, están siendo dos quebraderos de cabeza para Sánchez. A pesar de ello, el dirigente del PSOE se muestra esperanzado ante la posibilidad de volver a recuperar la Presidencia del Gobierno tras el 28-A. Transmitir una imagen de hombre de Estado es una de sus tácticas de comunicación.

La visita de Barack Obama a España le ha ofrecido una oportunidad más para esta tarea. El expresidente de Estados Unidos volvió ayer a pisar territorio español. El exmandatario norteamericano ha ofrecido una conferencia con motivo del Congreso Internacional de turismo WTTCC.

ENCUENTRO ENTRE SÁNCHEZ Y OBAMA

Pedro Sánchez y Obama tuvieron la oportunidad de poder conversar durante veinte minutos sobre cuestiones como la inmigración, el cambio climático o Latinoamérica. Un encuentro que se realizaba después de casi ocho meses, desde que el expresidente visitase Madrid por última vez debido a la cumbre de Innovación Tecnología y Economía Circular.

Ambos coincidieron en que la mejor manera para el entendimiento era tender puentes y no levantar muros. Asimismo, debatieron sobre la necesidad de contar con herramientas multilaterales para hacer frente a un desafío global como el cambio climático.

El dirigente socialista ha intentado por todos los medios parecerse al expresidente estadounidense, Barack Obama. En primer lugar, Sánchez constituyó el primer Gobierno español donde existía una paridad de género entre los ministros.

sánchez casado

Sánchez-Casado: pacto de no agresión tras una llamada telefónica

Fue a raíz de la portada del ABC en la que se acusaba de plagio al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su tesis doctoral. El jefe del Ejecutivo entró en modo cabreo monumental y tras pensarlo varias veces descolgó el teléfono y llamó al líder del PP, Pablo Casado, para hacerle una propuesta q...

Por su parte, Obama llegó a la Casa Blanca con un mensaje de cambio. Introdujo a dos miembros de origen latino, cuatro de raza negra y dos asiáticos y aumentó la presencia femenina en su Ejecutivo. Específicamente, cinco mujeres ocuparon altos cargos en el Gabinete demócrata.

El pasado 18 de julio, La Moncloa compartió unas instantáneas donde se podía ver a Sánchez acariciando a su perro en las escaleras del Palacio. Unos años antes, fue Obama quién publicó unas fotografías con una de sus mascotas en su residencia oficial.

Estas no son las únicas coincidencias entre los mandatarios. Justo después de la polémica respecto a la tesis doctoral de Sánchez, el gabinete del jefe del Ejecutivo destacó que la gestión y el resultado final de lo ocurrido “habían sido positivos”.

Además, desde La Moncloa compararon la crisis de la tesis del presidente socialista con la que se enfrentó Barack Obama. La comparación se remonta a 2008, cuando en plena campaña de las primarias en el Partido Demócrata, seguidores de Hilary Clinton intentaron hacer creer que el otro candidato no había nacido en Estados Unidos y que su partida de nacimiento permanecía cifrada.

El exmandatario estadounidense tuvo que hacer pública su partido de nacimiento y demostrar que su madre había dado a luz en Hawai, una vez que la misma técnica fuera utilizada por el ala más radical de los republicanos. Aunque no está relacionado con su lugar de nacimiento, Sánchez se vio envuelto en noticias que ponían en duda la autoría de su tesis doctoral, por lo que se vio obligado a colgarla en la Base de Datos del Ministerio de Educación.

EL POLÉMICO LIBRO DE SÁNCHEZ

La editorial Planeta publicó el pasado 19 de febrero Manual de resistencia, el libro del presidente Pedro Sánchez, que se convirtió durante semanas en uno de los más vendidos. De esta forma, el dirigente socialista se convertía en el primero de los presidentes den editar un libro en el cargo.

Rápidamente, el miedo cundió entre los militantes socialistas enemistados con Sánchez. Según supo MONCLOA.COM, éstos temieron que el libro fuera un ajuste de cuentas por parte del jefe del Ejecutivo.

psoe Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la persona que le ha ayudado a redactar el libro, Irene Lozano.

La oposición acusó al presidente del Gobierno de no haber redactado él mismo el libro sino una exdiputada del PSOE, Irene Lozano. Por su parte, Sánchez destacó que el manual  era fruto de “largas horas de conversación” con su colaboradora.

Quizás al publicar su libro, Sánchez buscó seguir la estela de Barack Obama. Éste último también escribió su obra “A ti te canto”, una carta dedicada a sus hijas y lo hizo siendo todavía inquilino de la Casa Blanca.

Comentarios