martes, 28 mayo 2024

Mónica García, la lía con sus declaraciones sobre la inversión en defensa

La ministra de Sanidad, Mónica García, se ha metido en ‘camisas de once varas’ a raíz de sus recientes declaraciones sobre el gasto en Defensa de España. En una aparición pública, la líder de Más Madrid admitió que el nivel de inversión en Defensa del país es «bajo» en comparación con otros países europeos. Estas palabras, sin duda, podrían acarrearle más de un problema con su propio partido.

Las declaraciones de García llegan justo un día después de que el partido de Yolanda Díaz expresara objeciones en el Consejo de Ministros sobre el aumento del gasto en Defensa. La postura de Sumar ha abierto una nueva brecha en el seno del Gobierno central, y ahora, las palabras de García han profundizado aún más la división dentro de su propio partido.

El comentario de la ministra de Sanidad ha puesto de manifiesto las tensiones existentes en el debate sobre el gasto en Defensa en España, así como las diferencias de opinión dentro del Gobierno. Mientras tanto, queda por ver cómo estas tensiones afectarán a las políticas futuras en materia de defensa y cómo el partido de García gestionará las repercusiones internas de sus declaraciones.

MÓNICA GARCÍA SE DESMARCA DE LAS POLÍTICAS DE SUMAR

Durante su entrevista en Telecinco, Mónica García aseguró que «España está en un coste de defensa bastante inferior, es decir, que estamos en unos costes de defensa que son bajos».

La postura de la ministra de Sanidad rompe con el discurso adoptado desde Sumar. En una sesión plenaria del Congreso de los Diputados, el portavoz del partido, Íñigo Errejón, comentó que es «insensato» que España se sume «a la carrera militar», debido a que el país se encuentra con los presupuestos prorrogados.

Mónica García, la lía con sus declaraciones sobre la inversión en defensa | Foto: Europa Press
Mónica García, la lía con sus declaraciones sobre la inversión en defensa | Foto: Europa Press

Asimismo, explicó que el compromiso adoptado por el Gobierno de aumentar al 2 por ciento el gasto armamentístico debía de ser suspendido y que se invirtiese ese dinero en mejorar las necesidades de los españoles.

Ante la pregunta sobre cómo valora García que el PSOE haya firmado un aumento en el gasto militar, la ministra reconoció que «los costes de defensa siempre están en los presupuestos, esto es innegable». Este cambio de postura evidencia un claro distanciamiento de García respecto a las políticas defendidas por Sumar en materia de defensa.

Lo que inicialmente era un desacuerdo entre socios de coalición ha pasado a convertirse en un enfrentamiento interno dentro de Sumar, a raíz de las declaraciones de la ministra de Sanidad. Estas discrepancias podrían tener repercusiones significativas en la estabilidad y cohesión del Gobierno, evidenciando las tensiones y diferencias de opinión existentes en el seno de la coalición de gobierno.

PABLO IGLESIAS ALUDE LA RESPONSABILIDAD AL GABINETE DE PRENSA DE MÓNICA GARCÍA

Mónica García, la lía con sus declaraciones sobre la inversión en defensa | Foto: Europa Press
Mónica García, la lía con sus declaraciones sobre la inversión en defensa | Foto: Europa Press

Pablo Iglesias, el exlíder de Podemos, ha abordado con humor las recientes declaraciones de Mónica García sobre Defensa. En un tono irónico, Iglesias ha ‘acusado’ de cierta forma al equipo de comunicación de la ministra por no haber preparado una respuesta adecuada, sabiendo que serían cuestionados sobre el anuncio del Gobierno.

No obstante, exvicepresidente morado fue más allá al criticar cómo García ha abordado la pregunta, señalando: «Mira que se podría decir que es un área competencia del PSOE y que no estás de acuerdo con ellos, pero no, justificas y apoyas el aumento del gasto militar».

la líder de Más Madrid admitió que el nivel de inversión en Defensa del país es «bajo» en comparación con otros países europeos

Mientras tanto, en las redes sociales, la actual líder de Podemos, Ione Belarra, ha salido en defensa de la postura del partido. Belarra ha afirmado que Podemos es el único partido que dice las cosas «ante quien sea y cuando sea», añadiendo que un aumento en el gasto militar se traduce inevitablemente en una reducción de la inversión en servicios públicos.

Las declaraciones de Iglesias y Belarra ponen de relieve las divergencias dentro de la coalición de gobierno, especialmente en lo que respecta a las políticas de Defensa y el enfoque de Podemos frente a ellas. Mientras tanto, la polémica generada por las palabras de Mónica García continúa alimentando el debate político en España.

EL GOBIERNO DESTINA 1.129 MILLONES EN DEFENSA SIN CONSULTAR A SUMAR NI AL CONGRESO

Mónica García, la lía con sus declaraciones sobre la inversión en defensa | Foto: Europa Press
Mónica García, la lía con sus declaraciones sobre la inversión en defensa | Foto: Europa Press

El Consejo de Ministros aprobó el martes pasado una asignación presupuestaria de 1.129 millones de euros destinada a la adquisición de armamento. Esta medida acogida en el Consejo ha permitido al Gobierno sortear el veto de sus socios a un aumento del gasto en Defensa, al igual que la necesidad de pasar por el Congreso. Al mismo tiempo, esta estrategia elude las limitaciones impuestas por la prórroga de los Presupuestos.

La estrategia del acuerdo marco elegida para esta asignación permite al Gobierno evitar la necesidad de obtener el respaldo del Congreso. «Bildu y ERC siempre votan en contra», admitieron fuentes de Moncloa la semana pasada para justificar esta maniobra. Sumar también expresó su rechazo durante el debate parlamentario de la semana pasada, donde se destacó la prioridad del aumento de la inversión en Defensa para corregir deficiencias en la industria armamentística y contribuir a la disuasión de Rusia.

Mientras que desde el Partido Popular siempre ha apoyado el aumento del gasto en Defensa, en consonancia con el objetivo de alcanzar el 2% del PIB comprometido con la OTAN para 2029. Durante el último debate sobre el estado de la nación en 2022, PP y PSOE acordaron una resolución en este sentido.

En los Presupuestos de 2023, la asignación para Defensa ascendió a 12.825 millones de euros. Sin embargo, el gasto real fue mayor debido a modificaciones en los límites de gasto y al uso del Fondo de Contingencia para financiar otras inversiones.