Indra

El Gobierno ha designado a Indra como como coordinador nacional industrial en el programa del futuro avión de combate europeo, denominado FCAS o Sistema de Armas de Nueva Generación. La empresa española, participada un 18,71% por la
Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), desempeñará esta labor junto a Dassault y Airbus, los líderes industriales designados por Francia y Alemania, respectivamente.

Se trata de un proyecto que nació el pasado mes de junio con el objetivo de desarrollar el avión de combate de quinta generación que sustituya, a partir de 2040, a los cazas europeos en servicio, como el Eurofighter y el Rafale. Por tanto, es un programa crítico para España en clave de soberanía, desarrollo tecnológico e industrial y creación de empleo de alta cualificación.

Indra Punica

El juez García Castellón imputará a Indra en septiembre en el caso Púnica

  • La empresa será la segunda del Ibex, tras el BBVA, en ser investigada en un caso judicial.
  • El ministerio público había pedido también la imputación del anterior presidente, Javier Monzón.
  • Esta designación por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez supone un reconocimiento de las capacidades de Indra en sistemas de Defensa, su experiencia en programas internacionales y su idoneidad para coordinar y ejercer de elemento tractor de la industria española, ha indicado la compañía tecnológica.

    Una nominación que ve como un importante “impulso, que fortalece su credibilidad y mejora su capacidad competitiva y de acceso a grandes programas internacionales”, ha indicado en un comunicado.

    Actualmente, Indra ya participa en nueve consorcios del EDIDP (European Defence Industrial Development Programme) y actúa como coordinador en tres de los cinco liderados por España, entre otros el programa PESCO para el Mando y Control Estratégico, probablemente el más importante de todos ellos, en el que participan España, Italia, Alemania, Francia, Luxemburgo y Portugal.

    VALOR AÑADIDO A LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS

    De este modo, Indra trabajará en estrecha colaboración con el Ministerio de Defensa y en el marco del plan de desarrollo industrial asociado al programa para que la industria española alcance el máximo nivel de participación en el mismo y para facilitar su acceso a las oportunidades de generación de conocimiento, desarrollo de negocio y de capacidad exportadora, creación de tecnologías utilizables también en el ámbito civil y generación de empleo de alto valor.

    Este programa para desarrollar el futuro caza europeo generará altas dosis de conocimiento y valor añadido para las empresas españolas y les proporcionará la oportunidad de desarrollar productos exportables más allá del programa, según ha destacado la tecnológica española.

    Además, a medio y largo plazo los desarrollos tecnológicos de primer nivel que incluye el programa fortalecerán su capacidad de desarrollo futuro de las tecnologías en las que hoy ya es líder en España y Europa, asegurándose el mantenimiento de ese liderazgo en los próximos 20 años. Con ello, aumenta su capacidad de generación de ingresos vía exportación y sus posibilidades de atracción y retención del mejor capital humano.

    El producto tecnológico (radares, defensa electrónica, mando y control, sistemas de misión, etc.) de Indra tiene un alto reconocimiento en la industria de Defensa, así como su capacidad para abordar proyectos complejos en todo el mundo. Además, participa en programas internacionales tanto europeos como el EFA, A400M, NH90, Meteor o ESSOR, como no europeos y del entorno de la OTAN como el ESSM, FLEPS, ACCS y muchos otros.

    Con más de 30 años de experiencia en el sector de la Defensa, Indra tiene en España cerca de 28.000 empleados (de los 47.000 totales), opera en más de 140 países, está presente en 30 provincias con sedes repartidas por todas las CCAA y, en concreto en el sector de la defensa, más de 6.000 profesionales en plantilla y una inversión estable y recurrente en I+D (más de 1.000 millones de euros invertidos en los últimos 6 años).

    Comentarios