Talegón
El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Foto: Flickr

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero se mostró anoche “estupefacto” por el espionaje del excomisario José Manuel Villarejo, que fue contratado por BBVA, y ha pedido una “reflexión pública muy seria”.

“Debería de haber, por supuesto, no solo consecuencias, sino también una reflexión de la opinión pública sobre lo que esto supone y ha supuesto”, según explicó a preguntas de los periodistas en un acto del PSPV-PSOE en Valencia tras las informaciones de MONCLOA.COM y El Confidencial en las que el BBVA, presidido por Francisco González, contrató a Villarejo para la llamada ‘Operación Trampa’.

Zapatero se mostró “preocupado” por el país y aseguró que no le “cabe en la cabeza” que haya personas “de tanta responsabilidad dedicadas a estas tareas”, en una clara alusión a Francisco González. “Me parece un tema muy serio, mas allá de que hubiera una coyuntura que afecte de manera singular a un ministro y altos cargos de mi gobierno“, dijo refiriéndose en especial al caso de Miguel Sebastián.

El expresidente lamentó que “siempre hay gente dispuesta a hacer cosas a través de una contraprestación económica” y subrayó que “personas de altísima responsabilidad las encarguen y que, hasta este momento, no haya pasado nada en esa entidad financiera debe ser un elemento de reflexión pública muy seria”.

bbva

BBVA controló reuniones de Aznar, Zapatero y González

El BBVA de Francisco González conoció con detalle durante su guerra con Sacyr varias reuniones privadas de los expresidentes Felipe González y José María Aznar, así como del jefe del Ejecutivo por aquel entonces, José Luis Rodríguez Zapatero, según lo apuntado por el comisario José Manuel Villarejo ...

El BBVA de Francisco González conoció con detalle durante su guerra con Sacyr varias reuniones privadas de los expresidentes Felipe González y José María Aznar, así como del jefe del Ejecutivo por aquel entonces, José Luis Rodríguez Zapatero, según lo apuntado por el comisario José Manuel Villarejo en varios informes entregados al banco.

El policía utilizó los siguientes alias para los expresidentes: González (GON), Aznar (AZN) y Zapatero (ZAPAT y en varias ocasiones P de presidente). Los dos mandatarios socialistas fueron los más analizados por Villarejo, mientras que Aznar tuvo un papel más secundario ya que, una vez aclarado que el PP no apoyaba el asalto de Sacyr al BBVA, la preocupación disminuyó.

Sobre Zapatero, hizo hincapié en la gravedad de algunas informaciones que le han llegado. “De calado más grave parecen ser los rumores que está difundiendo MIKY, que apuntan a la intervención personal del Presidente (P) en graves irregularidades económicas sobre abono o condonaciones de deudas referidas a Aerolíneas Argentinas. Datos que dice haber conseguido el pasado mes de octubre, en unos contactos mantenidos en el entorno del actual Presidente de Argentina (Nestor Kichner)”.

Asimismo, “tanto las fuentes como los rastreos técnicos realizados” -es decir, pinchazos- coincidían, en opinión de Villarejo, que existía un “elemento común” que había llegado a oídos de Zapatero: “Si forzáis la marcha de FG con dossier confidenciales y otras artimañas, todos los accionistas e inversores y más aún, los mercados extranjeros, estarán en vuestra contra”.

Comentarios