sábado, 31 julio 2021 16:45

El equipo de Paloma Martín trabaja para sacarla de Medio Ambiente y llevarla a “algo mejor”

Ya no es solo la consejera de Medio Ambiente, sino su equipo. Todos están remando a una para salir de este departamento que consideran poca cosa para Paloma Martín Martín. Todo se ha desatado desde el momento en el que la titular de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid ha visto la posibilidad de seguir ascendiendo. La popular ha visto la posibilidad de hacerse con una consejería de más renombre y en la que lucirse más y ha puesto a todo su equipo a trabajar para ver si pueden convencer a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de que lo mejor es ascender a Martín a un puesto más visible y en el que se pueda lucir más, como podría ser la Consejería de Sanidad. Como aval no lleva precisamente su gestión al frente de Medio Ambiente, sino su íntima amistad y estrecha relación de confianza con Ayuso.

se ha deslizado desde presidencia que hay posibilidades de cambios de nombre en algunas consejerías

Paloma Martín, quien se dedicó durante años a abrir las cartas en exclusiva al expresidente de la Comunidad de Madrid Alberto Ruiz Gallardón, nunca se ha visto en una como esta. Ha dado con una presidenta con la que mantiene una buena relación y que está dispuesta a seguir abonando su carrera política. Al mismo tiempo, se ha deslizado desde presidencia que hay posibilidades de cambios de nombre en algunas consejerías. Y puesto que Sanidad se va a quedar libre, casi con toda seguridad, tras el traslado de Enrique Ruiz Escudero, Martín Martín ha visto el cielo abierto para lanzarse a por todas. Lo que cuentan las fuentes de la Comunidad de Madrid es que ya no solo es Paloma, sino que todo su equipo de gabinete y de prensa se han puesto manos a la obra para intentar cambiar de consejería. Medio Ambiente no es un lugar donde lucirse y donde poder crecer.

A la “abrecartas” no le preocupa tanto qué consejería llevar, pero sí que quiere salir de Medio Ambiente para empujar su carrera. Afortunadamente, a ella no le hace falta realizar una entrevista laboral al más puro estilo Price Waterhouse Cooper en la que le digan que se imagine que es una abeja en una primavera tardía para que opine sobre qué flor polinizaría (tipo de entrevistas que a ella le gusta hacer para contratar a su equipo), por lo que las tiene todas consigo para que, si hay alguna puerta abierta de alguna consejería, pueda cambiar de cartera este verano.

Es un secreto a voces en la Comunidad de Madrid que Paloma ha pasado al ataque. Igual que lo fue el hecho de que el exconsejero de Transportes Ángel Garrido comenzara una ofensiva para convertirse en el candidato de Ciudadanos. El que las quinielas le hayan dado a Paloma Martín la posibilidad de convertirse en consejera de Sanidad hizo que ella se pusiera manos a la obra. Pero no solo quiere irse a Sanidad. Si le surge alguna otra oportunidad como gestionar Vivienda u otra consejería más visible se tirará a la piscina. Lleva desde que se ganaron las elecciones trabajando en ello. Y las fuentes del PP auguran que podría conseguirlo.

La “abrecartas de Gallardón”, como la llaman algunos en la Comunidad de Madrid, no es que haya tenido una gestión muy brillante. De hecho, pocos recuerdan que haya hecho algo de relevancia en la Comunidad de Madrid. Su entorno lo achaca a que gestionar esta consejería no es precisamente un escaparate brillante para hacer acto de presencia; como sí lo fue la Consejería de Sanidad. Tampoco se le recuerda a Martín ningún discurso potente o relevante. No acostumbra a meterse en problemas y suele mantener un perfil bajo. Pero ahora quieren cambiar eso de forma radical.

El único problema que ven desde el PP es que el aval de Martín para ascender es su relación personal con Isabel Díaz Ayuso. La presidenta autonómica “confía plenamente” en Martín Martín, tal y como deslizan las fuentes consultadas. Y esto hace que su nombre se postule para ocupar un cargo importante. La posible salida de Ruiz Escudero o de David Pérez del Gobierno de la Comunidad abre muchas posibilidades. Que Paloma se queda es seguro. Lo que no lo es tanto es que consiga lo que quiere: dar el salto a Sanidad para lucirse con la desescalada.

SU CONTADO LEGADO

Lo hará previsiblemente con apisonadoras, no con un abrecartas; pero su intento no del todo aceptado ni por los suyos parece que le saldrá más caro de lo que esperaba. Paloma Martín Martínconsejera de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, se había ganado los galones suficientes como para entrar en las quinielas para hacerse cargo de una consejería con algo más de peso que la que actualmente gestiona. Sin embargo, la costumbre de abrir cosas le ha debido jugar una mala pasada tanto a Martín como a la propia Comunidad de Madrid. Medio Ambiente pretende abrir una pista en mitad de la icónica Peñota, un enclave natural de la Sierra de Guadarramapara que los vehículos de prevención de incendios puedan acceder con facilidad. La excusa para abrir en canal la sierra es el riesgo por fuego, pero Unidas Podemos y varios grupos ecologistas han montado un incendio importante por este anteproyecto de ley de quien abría las cartas al expresidente de la Comunidad de Madrid Alberto Ruiz Gallardón.

El anteproyecto aún no se ha llevado a cabo. Se encuentra en fase de estudio. Pero las intenciones de Martín Martín y su equipo, así como las de la propia Comunidad de Madrid, son claras. La idea es montar una pista forestal que permita a los vehículos de los bomberos y los agentes forestales acceder con facilidad a determinados puntos del monte. Un cortafuegos, vaya. El problema es que La Peñota es un enclave natural importante dentro de toda la Sierra de Guadarrama y todos los grupos ecologistas y Unidas Podemos se han puesto en guardia ante las pretensiones de la Comunidad de Madrid. Tanto es así, que los morados han pedido al Gobierno del que forman parte que ponga punto y final al plan de la administración de Isabel Díaz Ayuso.