sábado, 22 enero 2022 04:11

Desbandada en Ciudadanos ante la «jugarreta» de Egea y Mañueco

Desbandada en Ciudadanos en Castilla y León tras el anuncio oficial de Alfonso Fernández Mañueco de adelantar las elecciones al 13 de febrero. El motivo es que los ‘populares’ no se fían de los ‘naranjas’.

Lejos de prepararse para una batalla electoral y convocar primarias, el ahora exvicepresidente de la Junta y líder de los ‘naranjas’, Francisco Igea, se ha enfundado la bata de médico y vuelve al hospital para atender a los pacientes en plena pandamia. Otro de los pesos pesados de Ciudadanos que deja el cargo es Enrique Rivero, director general de Transparencia y Buen Gobierno, vuelve a la abogacía.

El principal problema de Ciudadanos es que tendrá que realizar esas primarias, como ha pasado en Andalucía. Los de Juan Marín en el sur de España salieron victoriosos, pero dejaron en evidencia la falta de apoyo de su militancia. Tan sólo votaron cerca de unos 1.400 afiliados en una Comunidad Autónoma de más de ocho millones de habitantes.

Fernández Mañueco, partidario de un acuerdo de PGE, recomienda la desescalada verbal
Fernández Mañueco, partidario de un acuerdo de PGE, recomienda la desescalada verbal

Mañueco ha hecho limpieza total en su Gobierno autonómico. Igea se enteró de su cese en plena entrevista radiofónica. Fue presentado como presidente para salir sin el cargo de los estudios. No ha habido contemplaciones en el PP y el tiempo se agotaba.

MAÑUECO SOLO ESCONDÍA EL DÍA DEL ADELANTO

La única incógnita era conocer el día exacto para ir a las urnas, pero tenía que ser antes del 10 de marzo. A partir de ese día, el PSOE y Ciudadanos podrían volver a presentar una moción de censura y esta vez sí contaban con el respaldo pese a los esfuerzos de Fran Hervías de parar la maniobra que hubiera dejado la Comunidad Autónoma en manos de los socialistas un año y medio más.

Fuentes ‘naranjas’ tildan de «jugarreta» este adelanto electoral, anunciado por MONCLOA.com hace unas semanas. Las críticas hacia los ‘populares’ de Mañueco no se han hecho esperar. Sin líder y sin concierto, Ciudadanos ha perdido de nuevo un gobierno autonómico tras Murcia y Madrid. Tan sólo queda el de Andalucía y por los pelos, hasta que Juanma Moreno Bonilla convoque otros comicios.

El PP se ha disparado en el pie

Hay quien en Ciudadanos asegura que las elecciones anticipadas en Castilla y León son un error de cálculo de los ‘populares’. «El PP se ha disparado en el pie«, según ha afirmado el exdiputado en el Parlament y ahora portavoz del partido en Santa Coloma (Barcelona), Dimas Gragera. Si bien ha afirmado en sus redes que «Ciudadanos erró con la moción de censura de Murcia», epicentro de todos los adelantos electorales en las comunidades gobernadas por el PP.

EL PP SE HA DISPARADO EN EL PIE, PERO LOS ‘POPULARES’ TIENEn MÁS FORTALEZA

A su juicio, es un error convocar elecciones «en plena pandemia», pese a que también lo han hecho Madrid, Cataluña, País Vasco y Galicia. En todas ellas, Ciudadanos ha acabado hundido o extinguido en los Parlamentos. Ahora, sin líder en Castilla y León deberá decidir quién toma las riendas de un partido venido a menos.

Según afirma, los de Igea son un «socio leal», pero el PSOE tenía preparada la moción, según ha podido saber este medio. «Tan sólo necesitábamos tres diputados«, han asegurado fuentes socialistas. «Aquí acaban todas sus opciones de gobernar España», ha afirmado Gragera.

Las voces más críticas de Ciudadanos se repiten de forma incesante. La mayoría se ha enterado por el tuit de Mañueco, pese a que para convocar las elecciones hay que dar varios pasos más que escribir en la conocida red social.

LOS DE MAÑUECO NO SE FÍAN DE LOS NARANJAS

Los ‘azules’ tienen clara su estrategia y tratan de eliminar a Ciudadanos en las urnas. Todavía colea la pretensión de Albert Rivera de tratar de dar el temido ‘sorpasso’ al PP en 2016, cuando se las prometían muy felices. En 2017, fueron los más votados en Cataluña, multiplicando por 12 el resultado del PP. Ahora los ‘naranjas’ tan sólo le sacan el doble de votos.

Con un Ciudadanos en declive, Mañueco tan sólo ha asestado el golpe definitivo para acabar con las ansias de poder que aún quedaban en Castilla y León. De nada han servido las buenas palabras y declaración de intenciones. En el PP no se fiaban ni se fían de quien ha intentado arrebatarles el poder desde Murcia.

Le pasó a Ignacio Aguado con Isabel Díaz Ayuso y los de Ciudadanos tuvieron una contundente respuesta en las urnas con cero escaños en la Comunidad de Madrid. En Murcia están ahora en la oposición, mientras que en Cataluña perdieron el 87% del apoyo.

La estrategia ha provenido de Teodoro García Egea, que ha tratado de convencer a Mañueco de este adelanto. El presidente acude a la reelección en Castilla y León sabiendo ya el relato que dará la izquierda, con el miedo de ir a votar con la nueva cepa circulando a sus anchas ante la falta de medidas del Gobierno de Pedro Sánchez, que cada vez tiene menos autoridad para decretar confinamientos tras los varapalos del Tribunal Constitucional.

CIUDADANOS PIERDE TODOS LOS CARGOS Y CASTILLA Y LEÓN SEGUIRÁ TENIENDO CONSEJERO DE SANIDAD

Ciudadanos ha criticado el cese de la consejera de Sanidad en plena pandemia. Sin embargo, el relato tiene patitas muy cortas. Su cargo ha sido asumido por el PP, como el resto de las competencias de los cesantes. Así, Mañueco

La portavocía del gobierno será ejercida por el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, a quien igualmente se le encomienda el ejercicio de las funciones atribuidas a la Consejería de Empleo e Industria.

Las competencias de la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior serán ejercidas por el Consejero de la Presidencia. Y por su parte la Consejera de Educación asumirá temporalmente las competencias de la Consejería de Cultura y Turismo.

Tanto el Decreto del Presidente de convocatoria anticipada de elecciones, como los Acuerdos de ceses de los Consejeros, como la atribución de las competencias de las Consejerías vacantes.