sábado, 2 julio 2022 15:01

Por qué es tan importante elegir un buen elevador de coche para un taller mecánico

Contar con un buen equipamiento es fundamental para todo taller mecánico que se precie. Son numerosos los elementos que adquieren una especial relevancia en este tipo de negocios. Uno de los más importantes es sin duda alguna el elevador coche.

En próximas líneas profundizaremos en los aspectos que dan pie a que este conjunto tenga tanta trascendencia para los talleres mecánicos, analizando sus características y beneficios, los cuales proporcionan aquellos elevadores que son de buena calidad.

Muchas de las tareas de reparación y mantenimiento requieren un elevador

Por motivos económicos es habitual que algunos talleres mecánicos opten por prescindir de ciertos elementos, creyendo que no les darán el suficiente uso como para que compense la inversión económica a realizar para su obtención. No es el caso del elevador de coche.

Y es que muchos procesos de los que se llevan a cabo en un taller exigen levantar el coche, pero no con un gato, sino con un elemento que consiga hacerlo a una altura considerable.

Es habitual que deba repararse alguna pieza a la que solo se tiene acceso por la parte de abajo. Poder acceder a la misma de manera cómoda es crucial con tal de desarrollar las labores profesionales óptimamente, obteniendo un buen resultado.

Adquiere una gran importancia el hecho de proporcionar a los clientes unos resultados excelentes en forma de una reparación exitosa o un mantenimiento que dé pie a que el coche se mantenga en buen estado durante muchos años. Y es que todo ello se traduce en que ese cliente volverá a recurrir al mismo taller más adelante. Es por este motivo que el gasto a realizar para hacerse con un elevador de coche acaba amortizándose con creces.

Precisamente ahora que hemos hablado del gasto, conviene destacar que la cifra puede adaptarse a la capacidad financiera del taller mecánico en cuestión. Por ejemplo, aquellos que tienen un presupuesto muy ajustado pueden decantarse por los modelos de dos columnas. Algunos tan buenos como los de pqmaquinaria.com tan solo cuestan 1339 euros.

Por supuesto, también hay unidades a disposición de los talleres que cuentan con un mayor potencial económico o tienen pensado realizar más tareas en vertical, las cuales requieren elevar el coche con un buen montacargas. Citando nuevamente a los mismos especialistas, en su web se encuentra un modelo ideal para dicho tipo de negocios: uno de cuatro columnas con una capacidad de carga de 5000 kilos.

Proporcionan un alto nivel de seguridad

Varios aspectos dan pie a que un taller mecánico sea exitoso. Más allá del nivel de satisfacción por parte de los clientes, también entra en juego un factor que no ha de ser pasado por alto: la seguridad.

Desarrollar labores profesionales con un coche que está suspendido a una considerable altura puede ser muy seguro, siempre y cuando se disponga de un elevador de coche.

Hay varios elementos que proporcionan esta seguridad que tan bien valorada está por los propios profesionales que desempeñan sus labores en el taller que les ha contratado. Uno de los más importantes es el sistema de bloqueo que hace uso de una tecnología electro-neumática.

Otras partes que conforman el elevador de coche y que también son sinónimas de seguridad en estado puro reciben el nombre de placas traseras pivotantes, micros de final de carrera y electroválvula de bajada.

Es destacable que los bloqueos que se utilizan para la seguridad del conjunto pueden ser desbloqueados de forma manual, sin que surja ni una sola dificultad a la hora de hacerlo.

Una máquina fácil de montar y de utilizar

Habiendo mencionado ahora la sencillez, llega el momento de profundizar en otro aspecto por el que es importante contar con un elevador de coche en un taller mecánico: todo es simple de principio a fin, por lo que los trabajadores pueden realizar los mantenimientos y las reparaciones en un tiempo récord.

Aumentar la productividad es clave para el éxito de un negocio. Precisamente este resultado es el que se consigue disponiendo de un elevador de coche, del cual llama la atención en primer lugar lo fácil que es montarlo. Tal vez al verlo por primera vez puedas pensar justo lo contrario, pero lo cierto es que se trata de un procedimiento que termina antes de lo previsto.

La utilización tampoco entraña dificultades. Incluso aquellas personas que nunca antes han tratado con cada modelo en concreto se ven capaces de hacerlo, ya que el funcionamiento es intuitivo a más no poder.

Como has podido ver, es muy importante tener un elevador de coche, ya que sin este montacargas el taller mecánico se vería incapaz de realizar muchas de las tareas que habitualmente han de ser llevadas a cabo. Afortunadamente el mercado pone a disposición de estos negocios varios modelos como los de PQ Maquinaria que hacen gala de una muy buena relación calidad-precio.