lunes, 30 enero 2023 21:55

Inés Arrimadas fía la refundación de Ciudadanos a Jordi Cañas 

El gran predicamento que tiene Jordi Cañas entre las menguantes bases de Ciudadanos ha invitado a Inés Arrimadas a confiar en el eurodiputado para tomar el timón de la dirección colegiada del partido, al alimón con la diputada María Muñoz y el secretario de Organización, Carlos Pérez-Nievas.

El socialdemócrata Cañas, que entre 2014 y 2019 no ocupó cargo público al ser imputado por presunto fraude fiscal, ahora regresa para intentar salvar a un partido que sufre unas expectativas demoscópicas muy pesimistas.

Cs apuesta por la Refundación liberal, que según Arrimadas «es defender la libertad con mayúsculas frente a cualquier tipo de censura». «Uno es libre cuando hace cosas a pesar de sus miedos, y consideramos que la libertad hay que defenderla y trabajarla cada día, no darla por hecho, porque se está viendo acechada continuamente», añade la líder naranja. 

Arrimadas cree que es «contraproducente la inquisición de lo políticamente correcto del feminismo que lo único que consigue es alejar a la gente de las causas sociales del feminismo. Si pensamos en el mundo cultural o artístico, no se quieren artistas, sino activistas, y lo hemos visto recientemente con Joaquín Sabina por decir que ya no es tan de izquierdas».

«Vamos hacia un retroceso estúpido, pero nosotros estamos en un partido que defiende la libertad a izquierda y derecha; los liberales defendemos la libertad de los demás para que otros puedan hacer incluso lo que a nosotros no nos gusta», sostiene.

Cs ha presentado una iniciativa «para que ninguna administración pública pueda cancelar obras que hayan sido previamente contratadas por motivos de presión». Se da la circunstancia de que Navarra Suma Pamplona, coalición en la que los naranjas están integrados, en esta legislatura canceló una actuación de los payasos Pirritx eta Porrotx por motivos ideológicos.

«COMO A NIÑOS»

El mayor activo electoral de Ciudadanos, la vicealcaldesa de Madrid Begoña Villacís, asegura que vivimos «en una sociedad en la que nos quieren tratar como a los niños a los que mandaban a la cama cuando salían los dos rombos en la tele».

«Quieren que vayamos todos por el mismo carril, la sociedad exige que te comportes conforme a los cánones, y estamos siendo víctimas de una pinza ideológica que ha convertido la polarización en un negocio muy rentable», añade.

«¿Tiene que haber un grupo de valientes que sea capaz de reivindicar a los Hombres G, a Los Ronaldos o a Loquillo? Si nos dicen hace 20 años, cuando nuestros padres vivían en una sociedad mucho más abierta tras el franquismo, que hoy se lincharía así a la sociedad, no lo habríamos creído», afirma.

‘Felisuco’, portavoz de Ciudadanos en Cantabria, lamenta «la censura que ya no se ejerce desde los gobiernos, pero sí desde las huestes de las ideologías de esos gobiernos, sirviéndose de las redes sociales para devorar a alguien que tenga la valentía de dar su opinión, lo que acaba derivando en la autocensura». 

ARRIMADAS ANTE EL RETO DE LAS MUNICIPALES

Arrimadas protagonizó hace unos días el acto con el que Ciudadanos presentó su estrategia de cara a las próximas elecciones municipales: «En Ciudadanos tenemos trayectoria de trabajo, tenemos a los mejores candidatos, os conocen en vuestros municipios, os vais a ganar el respeto en las urnas y vais a ser el origen que va a aguantar el partido».

La diputada también recordó que el origen del partido es Cataluña «y Cataluña será clave para garantizar el futuro». Y denunció que la campaña de las últimas autonómicas catalanas Salvador Illa «dijo que no pactaría con los nacionalistas y a los cinco minutos de cerrar las urnas estaba pidiendo un tripartito o que se presentaría a la investidura».

Arrimadas también cargó contra Alberto Núñez Feijóo, del que presume que no se opondrá a los nacionalistas catalanes «porque está buscando pactar con el PNV a nivel nacional». Y señaló que «el PP nunca está, como no estuvo cuando dijo que volvería a considerar delito la convocatoria de un referéndum ilegal y el PP de Mariano Rajoy no hizo nada cuando tuvo mayoría absoluta».