sábado, 27 noviembre 2021 06:03

Un estudio asocia la contaminación del aire con un mayor riesgo de enfermar

Investigadores del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y del proyecto GCAT| Genomes for Life- Institut d’Investigació Germans Trias i Pujol (IGTP) de Badalona (Barcelona) han determinado en un estudio que la exposición prolongada a la contaminación del aire se asocia con un mayor riesgo de enfermar por Covid-19 en aquellas personas que se infectan.

La revista ‘Environment Health Perspectives’ ha publicado los resultado del trabajo que proporciona un «argumento adicional» de reducir la contaminación atmosférica a favor de los beneficios para la salud, informa el centro impulsado por la Fundación La Caixa en un comunicado este miércoles.

El estudio ha incluido a 9.605 participantes en total, entre los cuales había 481 casos confirmados (5%) y se tomaron muestras de sangre a poco más de 4.000 participantes para determinar la presencia y cantidad de anticuerpos IgM, IgA e IgG frente a cinco antígenos virales.

El 18% de estas personas tenía anticuerpos frente al virus, pero los investigadores no han identificado una asociación entre infección y exposición a contaminantes.

Sin embargo, sí que han observado en las personas que se infectaron una asociación entre mayor exposición al dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas finas (PM2.5) y niveles más elevados de IgG contra los cinco antígenos virales, lo cual indica «mayor carga infecciosa y gravedad de síntomas».

Los investigadores han detectado en el conjunto de los participantes una asociación entre mayor exposición a NO2 y PM2.5 y enfermedad, sobre todo para los casos graves que acabaron en el hospital o en terapia intensiva.

Para el investigador de ISGlobal y primer autor del estudio, Manolis Kogevinas, este estudio proporciona la evidencia «más contundente hasta ahora» sobre la asociación entre contaminación del aire y Covid-19.

Según el investigador, la contaminación también podría contribuir favoreciendo condiciones crónicas, como las cardiovasculares o respiratorias, que aumentan el riesgo de enfermar gravemente por Covid-19.