jueves, 17 junio 2021 20:03

Razones para establecer una residencia en Andorra

La cantidad de migrantes que hay en el mundo sigue en aumentando a medida que pasan los años, millones de personas que se movilizan a lo largo del globo terráqueo para encontrar un lugar mejor donde establecerse. Con la finalidad de encontrar mejor calidad de vida, con mejores oportunidades y estabilidad económica. Si eres una de estas personas, quizás tengas miras en los más icónicos destinos de Europa, o quizás América. Sin embargo, no debes alejarte mucho, puesto que uno de los mejores destinos para residir, trabajar e invertir lo encuentras en el viejo continente.

Andorra, un principado que limita con las naciones de España y Francia, es uno de los mejores países en toda Europa si decides establecerte en una nueva tierra. Allí contarás con montones de ventajas y beneficios en todos los aspectos de tu vida. Pudiendo conseguir tanto una residencia del tipo pasiva, donde el solicitante no cuenta con un trabajo sino que posee los recursos suficientes para poder vivir en el país y está dirigido normalmente a aquellos que pretenden invertir en el principado o a personas con fines culturales: Como científicos o deportistas. Por otro lado, está el tipo activo el cual acredita al solicitante un permiso para trabajar. Igualmente, también existen criterios para la residencia fiscal en Andorra que debes conocer para poder realizar los trámites correctamente.

Calidad de vida de primera

Una de las principales razones por la que querrás establecerte en Andorra es por el estilo de vida que brinda a sus ciudadanos. En primer lugar, cuenta con un sistema de salud de primera, encontrándose entre los mejores en todo el mundo. Este se encuentra manejado por el CASS (Caja Andorrana de la seguridad social), el cual ofrece un sistema copagado donde el residente tendrá que cancelar un porcentaje por las visitas médicas e incluso por intervenciones quirúrgicas. Si el caso es que la persona no puede afrontar el coste del porcentaje que debe pagar, entonces el servicio se cubrirá al 100%. Incluso, durante la pandemia han tomado decisiones que muchos han sugerido como acertadas, permitiendo incluso el retorno del turismo con las respectivas pruebas contra el Covid-19 y cumpliendo con ciertas medidas sanitarias.

Por otro lado, el sistema educativo se divide en tres: en francés, el cual representa al menos el 40% de los estudiantes del país y está respaldado por el gobierno de Francia; en español y en catalán, los cuales están respaldado por el gobierno español, pero el primero por el ministerio de educación de España, mientras que el catalán es soportado por el gobierno andorrano. Estos son los tres idiomas que se hablan en Andorra. Por tanto, los padres pueden decidir en cuál de ellos cursarán sus hijos la vida escolar. Los niños empiezan a estudiar a partir de los 3 años y hasta los seis en educación maternal, luego cursan la primera y segunda enseñanza desde los 6 y hasta los 16 años.

También se vale resaltar las condiciones climáticas que posee Andorra. Rodeado mayormente por montañas, este país se destaca por poseer un ambiente templado con temperaturas mínimas de hasta -2°C, así como una temporada de verano de 24°C. Además, es conocido por ser un destino donde practicar deportes de nieve, como esquí, debido a las nevadas que presenta durante el invierno.

Otros factores que hacen de Andorra un destino ideal para residir son: los niveles de criminalidad son de los más bajos que hay en todo el mundo, siendo entonces uno de los países más seguros, tanto para visitantes como para residentes; estando muy por encima de sus países vecinos. También posee una de las conexiones a Internet de mayor calidad y velocidad y tiene una expectativa de vida de casi 85 años.

El mejor sistema fiscal de la región

Además de todo lo ya mencionado, lo que muchos encuentran más atractivo de Andorra es su sistema fiscal, considerado como uno de los mejores de la región. Esto debido a diferentes cuestiones que te interesan si decides residir, invertir y trabajar en el principado. Incluso durante la pandemia, las solicitudes de residencia siguen llegando al principado europeo. Entre las razones encontramos en primer lugar que el impuesto de valor añadido es solo de 4,5%, el más bajo de todo el viejo continente. Los impuestos de sociedades no superan el 10% y hay algunas exenciones con respecto a las empresas de hasta el 100% dependiendo de la situación.

Asimismo, a nivel de inversión inmobiliaria o establecimiento de alguna empresa, hay muchos beneficios como la estratégica ubicación geográfica del país. Y aunque no forme parte de la Unión Europea, cuenta con convenios que permiten el comercio internacional con algunos países como: Francia, España, los Emiratos Árabes, Portugal y otros más. Además, el sueldo promedio es igualmente muy atractivo, llegando casi a los 2000 euros, mientras que el salario mínimo es de 1083 euros.