miércoles, 17 agosto 2022 12:58

La hija de una residente de Moncada: “La evacuación fue visto y no visto, entraban a pecho descubierto”

La hija de una anciana de 90 años usuaria de la residencia de Moncada (Valencia) donde esta madrugada un incendio ha acabado con la vida de seis residentes y ha provocado la asistencia de otros 15, ha explicado que se desplazó al lugar al ver las ambulancias, Guardia Civil y Policía, y pudo ver los trabajos de evacuación: “Fue visto y no visto, entraban a pecho descubierto, había humo y los pobres se olvidaban de su vida para salvar otras”.

Así lo ha indicado a los medios en las puertas del centro, donde está su madre, de 90 años, que sufre demencia y que se encuentra bien “gracias a Dios”. “Nos han dicho que van a bajar a desayunar”, ha señalado esta vecina de Moncada, que vio los efectivos de emergencias y pensó, inicialmente, que pasaba algo en el colegio pero después se acercó hasta la residencia al ver que realmente era allí.

Y se quedó esperando en la esquina. “Iban todos como locos”, ha indicado, y ha añadido que fue difícil rescatar a los usuarios porque son personas que presentan problemas. La mujer ha alabado la labor de los efectivos y de “toda la contornada”: “No me imaginaba que la gente corriera tanto, entraban a pecho descubierto”, ha dicho, y ha afirmado estar “un poco más tranquila, pero la noche esta no la olvidaré en la vida”.

Otra joven que tiene a un familiar en el centro ha comprobado que también se encuentra bien. Según ha explicado, las familias recibieron un correo electrónico para informar de lo que ha ocurrido y han llamado para conocer más detalles. En su caso, desconocen si a su familiar la tuvieron que evacuar no pero saben que está bien. No obstante, ha recalcado: “Hasta que hablemos con ellos, el susto en el cuerpo lo llevas”.

Otra familiar ha relatado han pasado nervios hasta saber que su abuela se encuentra bien. Ella también vio los movimientos de los servicios de emergencia y, en su caso, su madre se acercó al centro pero no le pudieron dar detalles. “Que se fueran a casa y les llamarían”, explica que les pidieron.

La joven, que lamenta lo que ha sucedido a las víctimas y compañeros de su abuela, explica que su madre se quedó esperando a ver si podía verla salir. Ahora, según señala, no les dejan verles, pero entiende que es “para no provocarles mas de lo que pasó anoche”.