miércoles, 17 agosto 2022 05:47

Crowdfunding inmobiliario, una plataforma de Grupo Kirsan

Es en muchos países donde la modalidad de inversión conocida como crowdfunding inmobiliario va cogiendo forma y solidez de manera fija. Esto demuestra que las inversiones inmobiliarias ya no son únicamente asunto de bancos o entes financieros.

Hoy en día, es posible hacer inversiones en proyectos inmobiliarios y de bienes raíces sorteando grandes limitaciones económicas y de capital.

En ese contexto, llega el Grupo Kirsan al mercado español. A través de su plataforma de crowdfunding, esta compañía ofrece oportunidades a todos los inversionistas que deseen colocar su dinero en distintos proyectos inmobiliarios o de infraestructura que el consorcio lleve a cabo en toda Europa.

Su insignia es la solidez

Durante más de una década, el Grupo Kirsan ha venido trabajando de manera denodada y sostenida hasta conseguir una sólida trayectoria en el sector inmobiliario. Hoy en día, la compañía está en la capacidad de invitar a inversores a participar en proyectos inmobiliarios en los que, de otra manera, no podrían participar.

El Grupo Kirsan no se limita a ser intermediario entre inversionistas y terceros. En su plataforma de crowdfunding, solo se publican los proyectos propios que la firma lleva a cabo y en los que los inversores pueden obtener una rentabilidad en torno al 15 %. En la actualidad, el Grupo Kirsan está construyendo proyectos de viviendas, hoteles y centros comerciales, entre otros.

Desde el inicio de sus actividades, hace más de 10 años, el Grupo Kirsan ha aquilatado una dilatada experiencia. Esta trayectoria se traduce en una robusta plantilla de más de 1.000 trabajadores y profesionales de la construcción, así como más de 2.500 proyectos concretados en distintos países de la Unión Europea.

¿En qué consiste el crowdfunding inmobiliario?

De manera tradicional, las inversiones en el sector inmobiliario estaban reservadas a los grandes capitales financieros, como bancos o fondos de inversión. Ahora, invertir en el negocio de la construcción y bienes raíces es posible gracias al crowdfunding inmobiliario. Adquiriendo un porcentaje de la participación, el inversor obtiene, de manera proporcional, parte de las ganancias que se generen en el negocio.

En el caso del Grupo Kirsan, las inversiones son flexibles. Cualquier persona puede iniciar con solo 50 euros y convertirse en inversionista inmobiliario. La empresa ofrece un estricto control legal sobre los proyectos que adelanta, así como apego a las estimaciones originales, esto como una forma de minimizar el impacto de las tasas de inflación en los proyectos.

Los promotores del Grupo Kirsan son estrictos en su ética de trabajo. Subrayan que sus operaciones están regidas por la transparencia, donde no hay cabida para los cargos ocultos y las comisiones. Gracias a la plataforma de crowdfunding inmobiliario del Grupo Kirsan, las inversiones inmobiliarias están al alcance de todos. Únicamente es cuestión de visitar su página web y evaluar en qué proyectos participar.